Monday, March 31, 2014

Flora mi primera nieta

¡Ha nacido una niña! ¡Sí, hace apenas unas horas nació! Dice su papá, quien por cierto soñé que me llamaba desde París ayer a las cinco de la mañana, que pesó más de tres kilos. “¿Cuáááááááánto?”, exclamé entre sueños. A pesar de que me repitió el peso a gritos, yo seguía dormida. Soñaba que una voz muy varonil me anunciaba el nacimiento de mi primera nieta. Estaba tan feliz con mi sueño. Me parecía tan real que por eso no me quería despertar. Por absurdo que parezca pensaba incluso que ya estaba despierta y que, por ello, escuchaba con tanta claridad la voz de su padre: “Ya llegó. Ya está aquí. Está preciosa, muy semejante a su hermano. Su mamá está muy bien. Bueno, ya te dejo dormir”, me dijo antes de colgar. “Soñé que ya había nacido”, le comenté a Juilo dándome la media vuelta. “Van varias veces que sueñas con lo mismo… ¿Quién llamó?”, me preguntó con voz de dormido. “¿Acaso puedes escuchar mis sueños?”, le pregunté incrédula. “Claro que no. Pero ¿quién llamó ahorita por teléfono?” “No sé. Estaba profundamente dormida. A lo mejor soñaste que alguien llamó”, le repuse. No obtuve ninguna respuesta. Un minuto después ambos dormíamos plácidamente. Han de ser mis nervios. Lo que sucede es que sigo preocupada, porque como sabes ya debería de haber nacido mi nieta. Por eso sueño que un señor me anuncia su nacimiento. Fíjate, esta noche clarito soñé que su papá me llamaba por teléfono para decirme que ya había nacido. Oye, ¿por qué será tan tardada esta niña que ya debería de haber llegado al mundo? ¿En qué estará tan ocupada que no aparece por ninguna parte? Tú que sabes tanto dime qué tantas cosas estará haciendo todavía en el vientre de su madre si ya se cumplió su término. En otras palabras todo se lo tomará con mucha calma. Con tal de que no herede la impuntualidad de su abuela…”. Julio me escuchaba mientras se rasuraba. Parecía lejano. Era evidente que mis preocupaciones lo tenían sin cuidado. Qué extraño le ha de resultar estar casado con una abuela cuyos nietos no tienen nada que ver con él. ¿Cuál será realmente su relación respecto a mis nietos? ¿Abuelastro? ¿Abuelo postizo? ¿Abuelo virtual? ¿Abuelo de mentira? Quién sabe. Lo que me queda clarísimo es que a él todavía le falta mucho tiempo para experimentar esa sensación que significa ser abuelo y que es tan única e inexplicable. ¿Será lo mismo ser abuela de un nieto que de una nieta? Confieso que mi relación con mi primer nieto es bastante privilegiada. Sin hipérbole podría asegurar que la química que se ha dado entre los dos es casi, casi milagrosa. Pero, ¿cómo será con mi nieta? Por lo menos ya tenemos una cosa en común, ninguna de las dos somos muy puntuales que digamos. No recuerdo quién me dijo un día que todas las mujeres latinass se llamaban María y los varones, José. Seguro que fueron las monjas de mi colegio. María… qué bonito nombre. Soy de las pocas que hoy lleva ese nombre, Mary!!! ¿Cuántas Marías conozco? Bueno, a la Virgen María, a María Magdalena de las que fueron las primeras de que tuve conciencia en mi vida. En seguida vendrían: María Félix, María Victoria, María Conesa, María Estuardo, María Curie y Simplemente María, y la de Amor sin barreras, el nombre dulce, tierno, amoroso, mi nombre. El libro predilecto de mi juventud "María de Jorge Isaac." Sin duda “María” es un nombre muy latino. Pienso que la virtud de este nombre tan universal es que se oye bonito en todos los idiomas, no obstante la bisabuela francesa de mi nieta dice que María en español dicho a la francesa es un nombre de concierge. ¡Que vivan todas las porteras que se llaman María! Mi hermana se llama Rose Marie. No Rose Mary. Pero porsupuesto hace mucho tiempo que no le ponen ese nombre a nuestras hijas o nietas, ahora llevan otros nombres como Melissa, Jessica, Claudia, Paola, Catherine, Manuela. A mi nieta de nombre le pusieron FLORA, y la verdad me gusta mucho. Amo las flores, y ahora tengo la flor de mi vida, de carne y hueso, mi nieta bella, mi nieta Flora. Hoy estoy ilusionada, agradecida, emocionada, feliz, esperando el momento de tener en mis brazos a mi primera nieta, FLORA, tiene pocas horas de haber nacido, es mi primera nieta, ya tengo tres nietos varones, todos maravillosos, todos especiales, son mi Paraiso. He ido juntando en una maleta varios regalos durante el embarazo, ropita tejida, colchitas, libros de niñas y princesas, una sillita, un par de peinetas de carey, una falda pequeñita de cholita peruana, un cuadro de flores en honor a su bello nombre y otras tantas cosas. Además, le tengo fotos de su hermano y de sus primos hermanos, otras de sus antepasados. ¡Qué terrible ha de ser tener una abuela tan gritona y extrovertida, conversadora y escritora, y, por si fuera poco, nostálgica y llorona! Temo sin embargo que serán sus gustos, y no los míos, los que se impondrán. Los voy a respetar. Estoy abierta a que me re-eduquen mis nietos. Estoy abierta a aprender de ellos y estoy abierta a adaptarme a sus tiempos. No obstante, también yo tengo muchas cosas que enseñarles y que platicarles. Por ejemplo, nada me gustará más que contarles acerca de sus bisabuelos. Comenzaré por contarles cómo se conocieron, cómo se enamoraron, cómo se casaron y cómo tuvieron tantos hijos y nietos. También les contaré cómo era la Ciudad de Lima y la de Miami mucho tiempo antes de que nacieran, de cómo eran las playas, y de cómo se veían de la ventana la orilla del mar. También me gustaría llevarlos al parque, y viajar a los lugares donde nacieron mis padres. Probar el primer ceviche, papas a la huancaina, las lentejas de la abuela Mary!!! Con mis nietos, los cuatro juntos quiero mirar todas las películas de Cantinflas y las de Disney. Una nostalgia inevitable, al ser testigo de tantos y tantos cambios, que nos hacen añorar cada vez más el pasado y compartirlo en el presente con nuestra continuidad, nuestros nietos. Cuando finalmente me preparé el desayuno y una vez que me despedí de mi esposo, lo primero que hice fue abrir mi Facebook, ansiosa con la noticia del nacimiento de Flora. 28 de Marzo del 2014. Sí, allí estaba la noticia que tanto esperaba: “Mamá: nació hace un poco más de una hora, pesó 7.6 libras . Flora y su mamá están muy bien. Un beso”. Esta vez no se trataba de un sueño. Por eso permítanme pues, queridísimos lectores, participarles de todo corazón el nacimiento de ¡¡¡mi nieta!!! Fui corriendo al Hospital, a conocerla, a tratar de contener el llanto, de no perder mi compostura, loca de felicidad, llena de la dicha inmensa de ser abuela de Flora a mis 60. Ahora tengo cuatro nietos, Dario de 11, Coen de 7, Romulo de 21 meses casi 2, y mi Flora de pocas horas... Gracias, gracias infinitas a mi Padre Celestial que tanto nos ama.

Tuesday, March 25, 2014

Recuento de mi viaje a Lima - Marzo 13-Marzo 24

Con los pies hinchados que parecen dos pelotas, el cuerpo agotado pero feliz, agradecida, emocionada, maravillada de todas las bendiciones y los milagros que hace Dios en mi vida y en la de muchos que son parte de ella. Tengo tanto que contar... llegamos mi esposo y yo a Lima un 13 de Marzo muy temprano, era la primera vez que Julio Cesar estaria dentro de una aeronave por casi seis horas, los que no le conocen como yo no se daban cuenta que estaba aterrado. Vi como recobraba los colores cuando pisaba por primera vez el territorio Peruano. La silla de ruedas me esperaba con el mismo muchacho gentil que 370 dias antes me habia despedido diciendo: aqui la estaremos esperando, me recibio con una alegria de esas que te emocionan muy adentro, entramos a la aduana en donde muy atentamente una senorita bonita me dio la bienvenida a Lima, y entonces cuando mi esposo entrego su pasaporte le dijeron" "usted tiene que pasar a esta oficina porque nos ha llegado una alerta de la Interpol" vi como se llevaban a mi esposo y me quede sentada en la silla de ruedas, pensando que esto no nos podia estar pasando... me senti por unos minutos protagonista de una de esas peliculas en donde la esposa descubre acaso que estaba casada con un hombre que tenia un pasado terrible, acaso un traficante, acaso un terrorista, un hombre con doble vida... pasaron casi dos horas... se habian ido todos los pasajeros con sus maletas... despues las disculpas de los agentes del Interpol, resulta que estaban buscando a un peruano con los mismos nombres y apellidos y hasta la misma fecha de nacimiento!!! solo que mi esposo no es peruano, y el buscado por la Interpol es nacido en 1981 y no en 1951!!! mientras tanto mi mejor amiga nos esperaba preocupada y con su santa paciencia... llegamos a Miraflores casi al mediodia. Nos instalamos en un lindo departamento que alquilamos en Miraflores en la calle La Paz cerca de la Benavides y fuimos al Wong a comprar comida para la semana porque a los dos nos gusta cocinar. Mi esposo maravillado con las frutas y las verduras, compramos choclos, paltas, alcachofas, mangos, papaya, granadillas, uvas, tamales, arroz y todo lo que nos provocaba!!! el calor me tenia sofocada y me senti descompuesta por unas horas... llegando a casa compramos flores y como no teniamos floreros usamos dos botellas familiares de agua mineral que corte por la mitad y sirvieron de recipientes para mis calas blancas que no pueden faltar... llegaron a visitarnos mi hermano Michael con su esposa y mi sobrino Kenny el futuro piloto, mi papi feliz de que iba a ver a todas sus cinco hijas esa semana por primera vez en mucho tiempo, empezaron las llamadas incesantes, mi Mozzy del alma que se convierte en mi secretaria, mi asesora, mi enfermera, los desayunos, los almuerzos, los lonches y las cenas, horas entretenidas, productivas, llenas de amor, mi esposo un hombre callado (generalmente)contando chistes y deleitando a mis amigas que se carcajearon como nunca, risoterapia combinada con el rezo del rosario en casa de Charito con Lily, Pily y Tita y mi hermanita adorada, Rose marie que habia viajado desde California. Tuve por fin el privilegio y la dicha de conocer a otra amiga del Facebook, a Madeleine Martin Calle con quien pase unos momentos inolvidables, la senti como si fuera mi amiga de toda la vida, que bonito se siente cuando te encuentras con seres humanos tan sabios y bondadosos. Tuvimos que postergar un evento porque la generosa benefactora que nos iba a donar 50 canastas llenas de alimentos y de utiles escolares habia recibido la visita de su hija al mismo tiempo de mi visita a Lima, asi que esta semana, el 27 de Marzo mi hermana Rose Marie con mis increibles voluntarias Mozzy, Maiti, Mozzita, Lydia, estaran entregando los regalos y tomando fotos de las caritas felices de los receptores. Aliviando un poquito la austeridad y la pobreza de nuestros protegidos. Nos llevaron a almorzar al Rustica mi dulce y linda hermanita Natalie con mi cunado Jaime que es guapisimo, inteligente, trabajador, que feliz me siento por ellos que son un matrimonio ejemplar, mi esposo y el conversaron mucho e intercambiaron recetas porque ambos son aficionados al buen comer!!! Fuimos los dos domingos que estuvimos en Lima, a la Iglesia del Parque en Miraflores, compramos cuadros de tulipanes, comimos el mejor lomito saltado de Lima que para mi es el del Haiti, lonches en La San Antonio, butifarras del Peruanito, ceviches en Pescadores, chifa en el Regatas con toda la familia, estuvimos en Trujillo en el Costa del Sol en donde nos trataron como si fueramos de la realeza!!! mi esposo fascinado con la comida de Trujillo, con el cabrito, se debe haber comido 10 platos de ceviche durante el viaje, dice que la Trujillo es la mejor de las cervezas que ha tomado, y el servicio y cordialidad de los empleados del Costa del Sol impecable, nos pasamos todo el 19 de Marzo visitando a mis primos hermanos Trujillanos, los hijos del hermano mayor de mi padre, mis primos hermanos Alberto de 88 y Carmen Julia de 84 que nos dieron tanto amor y nos contaron tantas cosas de cuando eran chicos y de nuestros antepasados, la verdad que cuando estamos reunidos los Fernandez no falta la poesia, quien toque el piano, quien nos deleite con historias, la risa franca y sincera, se respira un aire de bondad y se te empapa el alma de dulzura, los abrazos se hacen largos y las horas se hacen cortas. Ayer paseaba por las calles de San Isidro, de Miraflores, de La Molina, como a cambiado mi Lima... Muchos, demasiados edificios surgen de pronto con su fachada nueva, funcional, ignorando acaso la vida y la importancia de la naturaleza. Ya Lima es demasiado cosmopolita, como otras capitales que ignoran a las personas, no quiero que se convierta en una ciudad deshumanizada, cada vez más fría. Lima la eclectica, Lima moderna, esa Lima que podria ser el Paraiso si no fuera por ese trafico infernal,por los transeuntes desordenados que se vuelven deportistas de alto riesgo cuando cruzan las pistas. Mi esposo se enamoro de Trujillo, de Miraflores, de las playas del sur, de la mejor comida del mundo, de la cordialidad de casi todas las personas, de lo trabajadores que son los peruanos, no se va a olvidar nunca de su experiencia con la Interpol, otra anecdota para los nietos... (se dice que en sociedades miedosas, a punto de caer en la crisis, todo el mundo construye), que nadie crítica salvo excepciones. Y como yo vivo en otra realidad me doy cuenta de la crítica interpretada como ofensa, yo casi no hago comentarios politicos, y menos critico, trato de ver siempre lo bueno, lo positivo, de eliminar lo malo, pero resulta que la crítica, para un país que tiene tantas fracturas en su identidad, que trata de salir a flote con todas estas amnesias históricas, que no se ve, que no se quiere, termina siendo una ofensa. El ego circula por todas partes, y se golpea con cualquier objeto. Tal vez sea objeto y no sujeto, se me ocurre solo ahora. Hay una resistencia ciega, terrible, brutal a la critica, un no querer verse o ver la cruda realidad, se me habia acaso olvidado la brutalidad de las discusiones, el conflicto de las relaciones, que no son relaciones, son comunicaciones truncadas, que abortan antes de llegar a su receptor (a)... No me quise pelear con nadie, no es mi naturaleza, pero hay personas que chocan con mi manera de ser, que dicen creer en Dios, que van a misa y comulgan, que son del diente al labio pero cuando se trata de amar al projimo, de ver como ayudarlo, se hacen de la vista gorda, si, gorda como esta gorda mujer en la que me he convertido y a la que muchas personas no pueden aceptar porque piensan que debe de comer mucho para pesar tanto!!! de todos modos les prometo a todos que despues de haber padecido tanto por mi gordura en este viaje, le voy a pedir al Senor de los Milagros que me ayude a bajar 40 kilos porque no quiero tener que depender de una silla de ruedas en cada aeropuerto. Hoy de nuevo en Miami. Ya mi esposo y mi hermano fueron al banco, al Publix, desarmaron maletas, ya pusimos a lavar la ropa, ya nos volvimos a adaptar a nuestra rutina. Se acabaron las vacaciones para mi esposo, unas muy merecidas. Quiero regresar pronto a Lima, como antes, cada 3 meses, quiero avanzar en mi mision de vida, en los proyectos del Centro Luz de Almas, en ver como ayudamos a nuestros hermanos que viven en la extrema pobreza, a nuestros ancianos. Quiero ser y hacer la diferencia. Ayudar a que disminuya el miedo. Porque en el Peru existe el miedo, en el discurso cada vez mas reaccionario de la "inseguridad", se hace imposible encontrar fluidez en los movimientos. Me duele ver y me doy cuenta a que punto la gente no habita su espacio exterior, vive encerrada con la sicosis del robo, el asalto, la violacion, los accidentes de transito. Hay un porcentaje alto que se muestra inclemente contra esa "dixit violencia", el mismo discurso de la violencia en Venezuela que termina criminalizando al mismo gobierno Si aquí no se ha llegado a ese extremo, es porque nadie lo ha dicho, pero temo que sea una nueva version de las fobias y miedos colectivos que buscan "chivos expiatorios". Intuyo que esta vez cierro otro capitulo con mi amado Peru. Uno del tiempo, del pasado-pasado. Me estoy poniendo vieja. Una imagen me viene a la mente, la de una película, unos jovenes han construido un castillo de piedras preciosas en una playa, cuando la gente pasa, lo ve y sienten mucha envidia porque saben que no podran construir uno así. De pronto, alguien avezado, malo, envidioso, pasa, lo mira, y le ordena a otro: destruyelo, dale fuego!!! tal vez esa austeridad impuesta no permite ver ningun castillo, menos los castillos interiores de los que hablaba Teresa de Ávila en esta tierra austera de mi país. Me fui como siempre por las ramas. Mi esposo me prepara el desayuno, estoy despierta desde muy temprano. Ya hablamos mis voluntarias de Lima y yo via Skype, se ocupan de los pendientes, yo le pido a Dios como todos los dias que me siga curando, le doy las gracias por todos sus regalos, nos sentaron en primera clase, se me acerco la aeromoza y me dijo "el capitan desea invitarlos a que pasen a primera" me senti tan bendecida por los regalos de mi Padre, por ser la hija del queridisimo Capitan Fernandez, de saber que a mi padre lo aprecian tanto en el mundo de los aviadores. Mi papi se acaba de mudar a un departamento mas pequeno, siempre en la Molina, mi hermana sigue en Lima hasta fin de mes, hoy llueve en Miami y tengo una lista larga de pendientes, hoy de nuevo en casa, hoy aqui con ustedes mis amigos del Blog, de Facebook. Gracias a todas las personas maravillosas que hicieron de mi corta visita a Lima con mi esposo, un viaje inolvidable! Perdonen la falta de tildes (acentos) pero estoy escribiendo desde mi telefono y con mucho esfuerzo!!!