Monday, January 30, 2012

Cuandoes es que envejecemos...


*ENVEJEZCO: cuando me cierro a las nuevas ideas y me vuelvo radical.
*ENVEJEZCO: cuando lo nuevo me asusta y mi mente insiste en no renovarse.
*ENVEJEZCO: cuando me vuelvo impaciente, intransigente y no consigo dialogar.
*ENVEJEZCO: cuando mi pensamiento abandona su casa y retorna sin ninguna renovación.
*ENVEJEZCO: cuando me preocupo mucho y después me... culpo por no haber tenido motivos para preocuparm ... ......e.
*ENVEJEZCO: cuando pienso demasiado en mí misma y me olvido por completo de los demás.
*ENVEJEZCO: cuando tengo un chance de amar y de ahí mi corazón se pone a pensar: "Será que vale a pena correr el riesgo de darme ? ¿Será que me van a compensar ?"
*ENVEJEZCO: cuando permito que el cansancio y el desaliento habiten en mi alma y me lamento.
*ENVEJEZCO: en fín, cuando dejo de luchar

JESUS YO CONFIO EN TI


JESUS YO CONFIO EN TI

¿Por qué te confundes y te angustias ante los problemas de la vida?

Tu parte es hacer todo cuanto está en tus manos para tratar de solucionarlos, pero si después de hacerlo no lo has podido lograr, confía y déjame obrar a mí…

Deja de luchar y de tratar de arreglarlo todo, échate a un lado y déjame obrar a Mí. Todo ira mejor si se resuelve según mi voluntad…
...
No te desesperes, no ores como si trataras de exigirme y obligarme a que cumpla tu deseo. Solo dime con calma y confiadamente cual es tu necesidad y espera…

Evita toda preocupación y angustia sobre lo que pueda sucederte.
No estropees mis planes queriéndome imponer tus maravillosas ideas.
Déjame ser tu Señor y actuar con toda libertad.

Descansa en mí y deja tu presente y tu futuro, en mis manos. Lo único que necesito oír de ti es:
“Jesús, yo confío en ti”

No seas como el paciente que le pide al médico que le cure, pero le sugiere el modo de hacerlo.

Si ves que las cosas empeoran o se complican a pesar de que estas todo el tiempo orando; detente y reflexiona todo lo que quieras, pero sigue confiando y declarando:
“Jesús, yo confío en ti”

Si logras poder confiar plenamente en Mí, a pesar de las circunstancias, de los problemas y de las angustias que se generan porque las cosas no ocurren como y cuando tu esperabas, llegará el día en que te darás cuenta de que mi propósito principal no es solamente cambiar las circunstancias que te preocupan, sino transformarte a ti, para que cada día seas un poquito más como Yo.

“Esa es mi promesa y siempre la cumplo, si solo “Confías en Mí”

Cuenta la historia...


Cuenta la historia, que un día Satanás fue a visitar a Jesús al Jardín del Edén. Nada más encontrarse con Jesús, con tono de presunción le dijo: Señor, ya tengo cautiva a toda la gente, bueno a la mayoría de la gente en casi todos los paíse...s del mundo. Les puse trampas y tentaciones de esas que yo sé que son irresistibles y los atrapé a casi todos.

Y ahora ¿qué vas a hacer con ellos? Le preguntó... Jesús.

Me voy a divertir mucho con ellos. Ya lo tengo todo preparado. Después de que se casen y pasen unos años, voy hacer que se divorcien. Así, además de hacerles daño a ellos y a sus hijos, impido que la familia, que es la base de la Humanidad, siga adelante.

Para otro grupo de personas, tengo otros planes. Haré que se odien unos a otros, que se sientan solos, abandonados y no queridos hasta el extremo que busquen consuelo en el alcohol y todo tipo de drogas.

A unos pocos, les enseñaré a inventar armas destructivas y provocaré conflictos para que se maten unos a otros. ¡Realmente me voy a divertir!

Y cuando ya te canses de jugar con ellos, ¿que vas a hacer? No se, los mataré a todos y sus almas serán mías para siempre.

De pronto Jesús le preguntó ¿Cuánto quieres por todos ellos?

¿Me lo preguntas en serio? respondió Satanás. Tú no puedes querer a esta gente. Ellos no son buenos.

Tú los quieres comprar cuando ellos ni te siguen, ni te quieren. Muchos te odian, les he visto escupirte, maldecirte y hasta negarte. La verdad es que me quieren mucho más a mí. Tú no puedes amar a esa gente.

¿Cuánto? Preguntó de nuevo Jesús.

Satanás lo miró con cara de pocos amigos. Todas tus lágrimas, toda tu sangre y todo el dolor del mundo entero.

Jesús miró a Satanás fijamente y dijo...."HECHO"
*** La presencia de los Angeles ***

Thursday, January 26, 2012

Cuando me quedo callada...


Cuando me quedo callada

Hoy pensando me preguntaba por qué hace días que no escribo, por que estoy tan callada. Siento que tengo tanto que decir y sin embargo el silencio se apodera de mí, un silencio bullicioso, estridente, lleno de angustia, dolor y ansiedad. Cuando empecé este Blog con la idea de ir escribiendo día a día los pedacitos de mi vida no me imaginaba lo que tendría que afrontar, llegaron las horas más duras y difíciles de toda mi existencia, caminos rocosos, aguas bravas, agujas, pastillas, cuartos de emergencia, noches de insomnio, las ausencias de mis seres más queridos, las despedidas finales, el luto que llevas por dentro y que te hace rezar con más humildad cada vez que sientes que ya no puedes más. Cuantas veces he tenido que levantarme de mi silla del escritorio y salir corriendo a esconderme para que no me vean llorar, porque últimamente lloro mucho, sin poderlo evitar; cuantas veces he sentido que me iba desvaneciendo y que en cualquier momento podía caerme, desmayarme, morir.

Muchas personas me dicen: “Tienes que poner de tu parte” y yo pienso que ya no sé qué hacer, jamás pensé que sufriría de una depresión severa combinada con ataques de pánico diarios, subidas de presión arterial, y hasta ataques cardiacos, apenas me subo en el auto siento mareos, vértigo, nauseas, todo me da vueltas, no soporto el ajustador, siento que me falta el aire, que no puedo respirar, que me ahogo. “Es tu exceso de peso”, tienes que rebajarlo, cuando lo hagas todo cambiara, y yo me desespero porque ya casi no como, y hace ya muchos meses que soy amiga de las verduras sancochadas, las frutas, el agua y las ensaladas con algún tipo de proteína porque irónicamente soy una mujer obesa “vegetariana”.

Mis mañanas son terribles, me despierto a las 4:30 AM muy cansada y mareada, a pesar de que duermo con mascara de oxígeno para el apnea obstructiva, me siento unos minutos en la cama y trato de levantarme con mucho esfuerzo, casi sin poder caminar porque me cuesta mucho, me doy una larga ducha para quitarme la pereza del cuerpo; con tranquilidad y sin apuro me visto, me arreglo el cabello, me maquillo levemente y después me preparo una taza de manzanilla o alguna otra infusión, a esa hora no puedo ingerir alimentos porque tengo mucho malestar estomacal y todo me da asco, nauseas. No puedo manejar porque los medicamentos que tomo, no me lo permiten, Si, me repito que somos lo que pensamos y lleno mi mente de pensamientos positivos y me repito que los seres humanos tendemos a pensar siempre lo peor, y me digo en voz alta “estas bien” “te sientes bien” tienes que aprender a nivelar tus ansiedades, a convertir tus pensamientos positivos en acciones, tienes que repetirte y darte cuenta de que estas viva, tienes que estar agradecida, tienes una vida por delante, de que eres de las afortunadas porque tienes trabajo, esposo, hijos, nietos, hermanos, a tu padre vivo, amigos maravillosos, un buen empleo, seguro medico, y sobre todo una misión maravillosa que es la de escribir para aliviar el hambre, de que escribes para publicar libros que se venden para recaudar fondos para ayudar a los niños pobres y a los ancianos, de que nada te hace más feliz que ayudar a los desamparados y que por eso te tienes que poner bien, tienes que pensar que tu madre, tu mejor amiga, tu gata querida, otras amistades que ya partieron de esta vida, están en un mejor lugar, que ya no sufren, que ya no tienen preocupaciones, obligaciones, temores, angustias, tienes que irradiar tu mente de luz, de amor, de esperanza, y entregarle todos tus problemas los chiquitos y los más grandes al Señor de los Señores, al Redentor de Almas, a Jesús, a nuestro misericordioso y maravilloso JESUS. Tienes que resignarte y aceptar la muerte de las personas que ya cumplieron con su tiempo en la tierra, pero que difícil es cuando pierdes a tantas personas queridas casi al mismo tiempo. Ahora comprendo tantas cosas, ahora voy entendiendo el dolor de mi abuela y el de mi madre que sufrieron tanto.

Si, hace días que estoy callada porque no quería escribir cosas tristes, hablar de lo mismo, es como si hace 24 meses lo único que hago es dar vueltas en círculos. He vuelto a caer en ese rincón oscuro de sentir lastima por mí misma, pobrecita, estoy tan triste, estoy tan rota, estoy tan sola, parece mentira como nos convertimos en nuestros peores enemigos, cuánto daño nos hacemos por dejarnos llevar por la oscuridad y por pensamientos negativos. No hay peor enfermedad que la tristeza del alma.

Estoy perdida, siento que camino por un bosque poblado de plantas gigantes y llenas de espinas y que las ramas me tienen atrapada, estoy despierta pero es como si estuviera dormida, estoy viviendo una vida sin energía, preocupada por el mañana, porque no sé cómo me voy a sentir mañana, porque siento que en vez de haberme mejorado, recuperado, he vuelto a caer en el fondo del abismo oscuro de la tristeza infinita, de la falta de ánimos, de ese abismo imaginario que te hace girar y girar dándote golpes que te dejan no solo el cuerpo pero el espíritu, la mente, el alma, el corazón terriblemente adolorido.

Necesito un abrazo muy fuerte. Necesito la mirada comprensiva de mi madre, la ternura de las manos de mi abuela, la sabiduría de mi mama Julia, los deditos de mi nieto acariciando mi rostro, sus travesuras, sus preguntas, las voces, las risas, las palabras, las caricias de todos aquellos que ya no están.

Este es un proceso lento, desesperado y a la vez sereno. Es como si estuviera conteniendo la respiración! y no sé muy bien por qué... y aunque estoy callada hoy siento necesidad de escribir esto que siento, que no debería de compartir con nadie porque a quien le interesan los ataques de pánico y el estado de depresión de una de tantas mujeres cincuentonas que estamos en el mismo barco.

Si no te quieres, no puedes querer a otras personas, si no te cuidas, nadie va a cuidarte. A la hora de la verdad tenemos que reconocer que todos tenemos nuestros problemas, nuestras vidas, nuestras historias y que tenemos que aprender a vivir, a cuidarnos, a encontrar un balance en nuestras vidas, a reconocer que a todos se nos van a ir muriendo las personas que queremos, que envejecer, enfermarse, morir es parte del proceso de la vida, por eso es tan importante saber preparar a los hijos desde temprana edad, darles las herramientas para que puedan construir una vida sólida, que sepan cuidar y alimentar sus cuerpos y sus almas desde temprana edad, darles amor, apoyarlos, inspirarlos, darles buen ejemplo, lo que tus padres te den los primeros 12 años de tu vida te dejaran marcado para siempre

Hoy me hago muchas preguntas de lo que significa escribir en estos tiempos, pensar en la literatura como hasta ahora la había pensado. ¿Sigue siendo posible una vida dedicada a ella, y para quiénes? No se quienes me leen, solo sé que escribir es una necesidad y que posiblemente si busco empatía, comprensión, amor, de mis amigos lectores. Pero cada dia hay menos lectores...

Si hoy soy y estoy fatalista, cuando empecé este blog me dije: será como un diario personal que será leído en línea. Pero ahora pienso: de verdad le importa al mundo lo que pasa en mi vida, no es una pedantería de mi parte pensar eso? La gente quiere leer sobre tantas otras cosas… y recuerdo una amiga escritora que me confió que escribía justamente porque en su vida no sucedía nada, y que estaba harta de los periodistas que pensaban que su vida era, o había sido extraordinaria, lo extraordinario solo sucedía en los libros. Pues bien, hay muchas tontas que piensan que sus vidas son extraordinarias y las exponen constantemente sin ningún pudor, pues bien, creo que ha llegado la edad del pudor, de saber medir qué decimos y qué no, tal vez una etapa de silencio no significa que abandonaré este espacio, pero sí que tal vez demore más en escribir, el rigor me obliga...

Wednesday, January 18, 2012

El sabio de los milagros


Tres personas iban caminando por el bosque. Uno era un sabio con fama de hacer milagros, otro un poderoso terrateniente del lugar y el tercero, que iba detrás de ellos escuchando la conversación, era un joven estudiante, alumno del sabio.

El terrateniente comentó:
-Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa y que eres capaz de hacer milagros.
-Soy una persona vieja y cansada... ...¿Cómo crees que yo podría hacer milagros?, respondió el sabio.
-Me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a los locos. Esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso.
-¡Ah! ¿Te refieres a eso?, dijo el sabio.
-Tú mismo lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso, no un viejo como yo. Esos milagros los hace Dios, yo sólo le pido a Él que le conceda un favor al enfermo, o al ciego; todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo.
-Yo quiero tener la misma fe que tú, para poder realizar los milagros que haces. Muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios.
-¿Volvió a salir el sol esta mañana? preguntó el sabio.
-¡Claro que sí!, exclamó el poderoso terrateniente.
-Pues ahí tienes el milagro de la luz.
-No, yo quiero ver un verdadero milagro, haz que se oculte el sol, saca agua de una piedra, sana a un animal herido tocándole con tu mano. Algo así quiero ver.
-¿Quieres un verdadero milagro? ¿No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace algunos días?".
-Sí, fue un varón y es mi primogénito, respondió el terrateniente.
-Ahí tienes el segundo milagro, el milagro de la vida.
-Sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro.
-Fíjate bien, estamos en época de cosecha, ¿No hay trigo dónde hace unos meses sólo había tierra?
-Sí, igual que todos los años.
-Pues ahí tienes el tercer milagro.
-Creo que no me he explicado bien, lo que yo quiero... el sabio le interrumpió.
-Te has explicado bien, pero yo ya he hecho todo lo que podía hacer por ti. Si no encontraste lo que buscabas, lamento desilusionarte, pero no puedo hacer más.

El poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo que buscaba.

Cuando el poderoso terrateniente estaba lejos, el sabio se dirigió a la orilla del camino, tomó a un conejo enfermo y herido, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado.

El joven dijo: Maestro, te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿Por qué te negaste a mostrarle uno al caballero?, ¿Por qué lo haces ahora que no puede verlo?
-Lo que él buscaba no era un milagro, era un espectáculo. Le mostré tres milagros y no pudo apreciarlos. Para ser maestro, primero hay que ser alumno.

“No puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da todos los días sin que tú se los hayas pedido”

El cuaderno rojo


EL CUADERNO ROJO (Reflexión)

El cartero le entregó el telegrama y mientras Roberto le daba las gracias y empezaba a leerlo, no podía evitar que su cara mostrara una expresión de sorpresa más que de dolor.

Eran unas palabras breves y preci...sas: “Tu padre falleció. Lo sepultaremos mañana a las 18 horas. Mamá”

Roberto se quedó como estaba, de pie y mirando al vacío.
No sintió dolor, ni derramó ninguna lágrima, era como si hubiera muerto un extraño.

¿Por qué no sentía nada por la muerte de su padre?

Con un torbellino de pensamientos confusos en su mente, avisó a su esposa y emprendió viaje hacia la casa de sus padres. Mientras viajaba en silencio sus pensamientos pasaban por su mente a toda velocidad.

No tenía deseos de ir al funeral, sólo lo hacía para acompañar a su madre y tratar de aliviar su tristeza.
Ella sabía que padre e hijo no se llevaban bien, desde aquel día de lluvia en que una serie de acusaciones mutuas, obligó a Roberto a irse para no volver nunca más.

Pasaron los años y Roberto vivía cómodamente. Se había casado y formado una familia, pero sólo se acordaba de su madre para su cumpleaños o alguna festividad.

A su padre sin embrago lo había borrado de su mente. Desde aquel fatídico día jamás lo vio ni habló con él. Jamás pudo superar el odio que sentía hacia él.

En el velatorio se encontró con pocas personas. En un rincón del salón vio a su madre pálida, débil. Se notaba que había sufrido mucho. Tal vez porque siempre deseó que las cosas terminaran de otra manera.
Cuando vio a su hijo, lo abrazó mientras lloraba silenciosamente, fue como si de pronto hubiera perdido toda esperanza.

Después, Roberto vio el cuerpo sereno de su padre. Estaba envuelto por un manto de rosas rojas, como las que al padre le gustaba cultivar. Pero de los ojos de Roberto no cayó una sola lágrima, su corazón herido no se lo permitía.

Se quedó con su madre hasta la noche, la besó y le prometió que regresaría con sus hijos y su esposa para que los conociera.
Ahora, por fin podría volver a su casa, porque aquella persona que tanto había odiado, ya no estaba en este mundo. Era el fin de la humillación, de las críticas, de los consejos ácidos de un sabelotodo. Por fin podría reinar esa paz que siempre quiso experimentar.

En el momento de la despedida la madre le colocó algo pequeño y rectangular en la mano

-Hace mucho tiempo podrías haberlo recibido, le dijo. Pero, sólo después de que él murió lo encontré entre sus cosas más importantes.
Roberto no le dio mucha importancia y emprendió el viaje de regreso. Unos minutos después de haber comenzado el viaje, se acordó y quiso averiguar de qué se trataba lo que le había entregado su madre.
Después de desenvolverlo con cuidado vio un pequeño cuaderno de tapa roja.

Era un libro viejo y sus páginas habían quedado amarillentas por el paso de los años y al abrirlo pudo leer en su primera página algo que había escrito su padre:

• Hoy nació Roberto, pesó casi cuatro kilos. ¡Es mi primer hijo, estoy muy feliz y mi corazón salta de alegría!

El relato continuó apasionando a Roberto, que con un nudo en la garganta, seguía leyendo:

• Hoy, mi hijo fue por primera vez a la escuela. Es todo un hombrecito. Cuando lo vi con el uniforme, me emocioné tanto que no pude contener las lágrimas. Le pido a Dios que lo guarde y le de sabiduría para ser un hombre de bien.

La emoción de Roberto iba en aumento y el dolor de su corazón cada vez era más intenso, mientras por su mente comenzaban a resurgir imágenes del pasado.

• Roberto me pidió una bicicleta, mi salario no es suficiente, pero él se la merece porque es muy estudioso y dedicado.
• Así que pedí un préstamo y se la compré. Espero poder pagarlo con las horas extras.
• La vida de mi hijo será diferente a la mía, yo no pude estudiar. Desde niño me vi obligado a ayudar a mi padre, pero deseo con todo mi corazón que mi hijo no sufra ni padezca situaciones como las que yo viví.

Roberto no podía creer lo que estaba leyendo, era como si un mar de dolor inundara su conciencia. Vinieron a su mente los recuerdos de su adolescencia, como se quejaba a su padre por no tener bicicleta como sus amigos… y continuó leyendo.

• Es muy duro para un padre tener que castigar a su hijo, sé que me odiará por esto, pero es la forma en que creo debo educarlo para su propio bien.
• Fue así como aprendí a ser un hombre honrado y esa es la única forma en que soy capaz de educarlo.

Roberto cerró los ojos y recordó la noche cuando por causa de una fiesta en su juventud hubiera podido ir a la cárcel. De hecho todos sus amigos pasaron la noche allí. Sólo lo evitó, el que su padre, precisamente esa noche, no le permitió ir al baile con sus amigos.

También recordó otra oportunidad en la que no le concedió permiso para salir. Esa vez el auto en el que debía haber estado, chocó y quedó totalmente destrozado contra un árbol. Le parecía casi oír las sirenas y el llanto de toda la ciudad mientras sus cuatro amigos eran llevados al cementerio.

Las páginas se sucedían con todo tipo de anotaciones, llenas de respuestas que revelaban en silencio, la tristeza de un padre que lo había amado tanto.

Por fin llegó a la última página y leyó:

Son las tres de la mañana, ¿Dios, qué hice mal para que mi hijo me odie tanto?
¿Por qué soy considerado culpable, si no hice nada de malo, solo intenté educarlo para que fuera un hombre de bien?
Mi Dios, no permitas que esta injusticia me atormente para siempre.
Te pido perdón si no he sido el padre que él merecía tener y deseo de todo corazón que me comprenda y me perdone.

Estas fueron las últimas palabras de un hombre que, aunque nadie le había enseñado, a su manera intentó ser el mejor padre.
El mundo quizás podía verle como demasiado duro o intransigente, pero en lo más íntimo de su ser había un hombre tierno y lleno del amor de Dios, que nunca supo como expresarlo ni a su propia familia.

La aurora rompía el cielo y un nuevo día comenzaba, Roberto cerró el cuaderno, se bajó en la primera estación y regresó de nuevo hacia donde habían vivido sus padres.
Regresó quizás deseoso de que todo hubiera sido un mal sueño, de poder encontrar a su padre con vida y pedirle perdón por todo el mal que le hizo, pero no...

Gritó frente a su tumba, hubiera querido poder abrazarlo, pero solo encontró un profundo silencio.

Destrozado, fue a ver a su madre. Antes de entrar en la casa vio una rosa roja en el jardín; acarició sus pétalos y recordó como su padre las cuidaba con tanto amor. Esta fue la manera de encontrar paz en su corazón, ya que mientras acariciaba esa rosa, sintió como si acariciara las manos de su padre y descargara su dolor para siempre. Calmado ya, con voz suave se dirigió a su padre muerto: “Si Dios me mandara a elegir, no quisiera tener otro padre que no fueras tú. Gracias por tanto amor y perdóname por haber sido tan ciego”

Esta lección le hizo reflexionar, ya que él también era padre y se dio cuenta de que no estaba dando lo mejor de si, ya que las ocupaciones, los problemas y el stress, habían creado un silencio entre él y sus hijos.

A partir de ahora, decidió que su vida cambiaría radicalmente y que se compraría un cuaderno de tapa roja para poder anotar cada una de las historias que a partir de ese momento sucedieran en su familia.

“La adolescencia y la juventud son los únicos problemas que sólo se solucionan con el tiempo”

Una carta que escribi hace tiempo...



Mis adorados mosqueteros:

Estoy de regreso del almuerzo. De 6 AM a 12 PM trabaje como loca poniendo todo al dia. Me encontre a mis companeras de trabajo enfermas (con gripe), mi jefa ya se fue para la casa porque no se sentia nada bien. Llegue a casa en taxi porque no me podian recoger hasta tarde (el avion llego cerca de las 3 PM y sali rapido de la aduana). El aeropuerto me recibio con mucho amor y todo el mundo preocupadisimo por mi esposo.

Ayer en la tarde, Julio y Britta me esperaban en la puerta, los dos bien peinaditos y oliendo rico. Mi Chef me habia preparado un asadito que deje para mas tarde porque la verdad no me sentia tan bien de mi estomago desde la noche anterior. Me di la ducha mas larga de mi vida. Saque todo de las maletas. Puse toda la ropa que tenia en la maleta en dos fundas de almohadas y hoy lo llevo a la lavanderia para que me laven toda esa ropa, ademas de la de mi Julio. Mi "consentido" estaba de nuevo feliz de verme, la herida no es tan "horrible" como dicen, he visto peores.... Julio luce bien. Ahora lo que me tiene triste y procupadisima es saber como esta Gustavo y si de verdad lo van a internar en un Centro de rehabilitacion como "Volver a Vivir" - Mozzy espero que Gustavo tenga tu telefono celular y se comunique contigo, o con Carmencita. Mozzy si tienes el telefono de mi papi, por favor daselo a Carmen para que ella llame a mi papi y hable con el, pidiendole que por favor ayude a Gustavo, que no permitan que siga asi porque ya llego hasta el fondo.

Quiero volver a agradecerles todo el carino, atenciones y la paciencia y sobre todo la humanidad, comprension y tolerancia que han tenido conmigo, que supieron ADAPTARSE a mi "mundo" y atravesaron conmigo todos esos dias esos caminos rocosos y espinosos que tuvimos que afrontar. Hubiera querido sentirme mejor para poder CAMINAR y llevarlos a mas lugares, hubiera querido tener mas dinero para hacer muchas cosas mas. Asi sera la proxima vez, que sera pronto.

Ya hoy estoy viendo como vender todas las carteras que tengo en el cuartito para con eso empezar a juntar el dinero para que Luz de Almas Viejas sea una realidad, y no solamente un "machote".

Estoy esperando con ilusion el resto de las fotos que Fernando me seguira enviando.

Bueno, los dejo para seguir laborando. GRACIAS SIEMPRE. Fueron 9 dias que volaron, rei, llore mucho, senti tristeza infinita, preocupacion, un orgullo y admiracion muy grandes por Carmen y Sixtina. Vimos la teta asustada y Gran Torino. Fernando comio picaron y probo los anticuchos, las butifarras con salsa criolla, la papa a la huancaina y el aji licuado. La noche del Jueves fue estupenda, Fernando se lucio con los maravillosos poemas de Daniel Lara. La noche del viernes se convirtio en una fiesta familiar y fuimos felices viendo la cara de la tia Aurelia y la felicidad de las pequenas cuando terminaron con sus caritas lindas maquilladas por Claudio. Comi delicioso, Mozzita y Monica me llenaron de ternura y amor, me hizo muy feliz ver que Jorge Antonio es un italiano que vive en Lima y lo simpatico y picaro que es. Buen provecho!!!! Me dolio ver el estado en que se encuentra mi Gustavo, pero solo Dios sabe porque hizo que todos presenciaramos sus altibajos, les suplico que no lo abandonen.

Un fuertisimo abrazo. Fernando me quede con el recuerdo de tu mirada cuando te deje en la linea de imigracion en Bogota. En el avion cada vez que queria hablar contigo y volteaba te encontraba con los ojitos cerrados, asi que te deje dormir.

Espero con ansiedad vuestras respuestas....

Ya hoy recupero la voz, que siempre, siempre pierdo cuando llego a Lima.

Mariangeles

Monday, January 16, 2012

Hoy es un dia especial


Hoy hace 58 inviernos llegue a esta vida. Naci en Bryan, Texas, era un sabado y el reloj marcaba las 8:05 AM. Mi madre solo tenia 17 inviernos y habia tenido un embarazo muy complicado. Era un dia frio de invierno, enero 16 de 1954.

Y hoy 16 de enero vuelvo a cumplir otro aniversario de vida, me miro al espejo y trato de encontrar la imagen de cada uno de mis aniversarios... cierro los ojos y recuerdo mis fiestas infantiles, me veo apagando cinco velitas, seis, siete, ocho, nueve, diez... el dia que cumpli los 15 y me hicieron una serenata que hizo que mi corazon saltara de gozo y emocion, la lluvia torrencial del dia en que cumpli los 16 y estaba locamente enamorada de quien seria el padre de mis hijos, los 17, los 18, cuando cumpli los 19 ya estaba casada!!! y a los 20 ya tenia mi primer hijito entre mis brazos y me sentia la mujer mas afortunada del mundo, recuerdo muchas flores cuando cumpli los 21, y los 22 estaba embarazada de mi segundo varon, y asi segui cumpliendo veintitantos hasta el dia que llegue a los 30!!! ese fue un dia muy especial, y empezaron los 31, 32, 33, 34.... hasta que llegue a los 40!!! siempre con flores, muchas flores y globos, muchos globos, los abrazos de mis hijos, las tortas que preparaba mi madre para mi... a los 40 mis hijos tenian 20 y 18 y recuerdo que fuimos a bailar!!!! y cuando cumpli los 41 empece a ver la vida desde una perspectiva diferente... y segui caminando, luchando, trabajando, amando, y los dias volaron y un dia a los 49 me hicieron ABUELA y fue el mejor de todos los cumpleanos... y llegue a los 50!!! sintiendome con las fuerzas de los 40!!! y a los 50 llegue al aeropuerto en donde Dios me puso por muchas razones y porque tenia muchos planes para mi... con el tiempo me di cuenta de cual era la mision de mi vida, un dia empece a escribir y despues de publicar mi primer libro a los 55 decidi que escribiria para aliviar el hambre en el Peru y funde una asociacion filantropica para ayudar a los ninos pobres y desamparados, a los ancianos, a los abandonados. Y todo iba de maravilla hasta que la tristeza llego a mi vida y decidio quedarse por un tiempo largo... tristeza que me inundo las noches y los dias cuando vi como la muerte se llevo a mi madre, a mis amigas de la infancia, a mi gata adorada... vivi el peor de todos los tiempos de mi vida, tenia 57 y llore inconsolablemente cada noche hasta caer rendida de cansancio...

Y me acorde de todos estos pensamientos... Sólo tristezas nos nublan haciéndonos dudar, sólo tristezas nos visitan y nos hacen llorar rios y mares. Tristeza VETE de mi vida, dejame tranquila, ya no puedes seguir conmigo, ya es hora de que te marches.

Me di cuenta que la tristeza es un estado de ánimo, que te permite estar a solas contigo mismo, pero ya no queria seguir sintiendome asi. El corazón no muere cuando deja de latir; el corazón muere cuando los latidos no tienen sentido. Y yo estoy VIVA y quiero se feliz y hacer felices a los demas. Ya las personas estan cansadas de verme llorar, yo no soy asi, yo soy ALEGRE, yo soy FUERTE, yo soy LUZ, soy AMOR, soy trabajo, soy risas y caricias.

Y caminé horas estando perdida sin saber a donde iba, de pronto entedí que la tristeza me venía del corazón, del alma, de cada rincon de mi mente adolorida.
La tristeza se volvio mi companera, se mudo a mi vida y se hizo terca y eterna, me cambio la mirada, la expresion de mi rostro, mi voz, mi caminar. Se apodero de mi porque yo lo permiti.

Y hoy en este dia especial, HOY 16 de enero quiero pelearme con la tristeza, quiero decirle ADIOS para siempre, quiero agradecerle a Dios por todas mis bendiciones, por haber permitido que llegue a esta parte de mi camino... por todas las personas maravillosas de mi vida, de mi presente, de mi pasado, de mi futuro, quiere pedirle que me fortaleza, que me devuelva mi salud mental, que haga el milagro de curar todas mis heridas.

Monday, January 9, 2012

Dos hermanos


QUIEN DA ES MÁS FELIZ QUE QUIEN RECIBE (Reflexión)

Dos hermanos, uno de cinco y otro de diez años, iban por las casas pidiendo algo de comer. Estaban muy hambrientos, pero por más que rogasen por un poco de comida, encontraban una y otra vez el mismo tipo de respuesta: "trabajen y no molesten", "aquí no hay nada, pordioseros”

Pasaron así casi toda un mañana y finalmente, desanimados y tristes lo...s niños se sentaron en un banco de la plaza. Una mujer, al verlos llorando, se compadeció de ellos y les entregó una botella de leche.

¡Que fiesta! Ambos se sentaron nuevamente. El hermano mayor simulaba estar saboreando la leche, decía: “Que exquisita está esta leche”, mirando de reojo al pequeñito.
"Ahora es tu turno. Sólo toma un poquito" Y el hermanito, le respondía: "¡Está sabrosa!"
"Ahora yo", dijo el mayor que seguía fingiendo, porque su propósito era que el pequeño se bebiera toda la botella.
"Ahora tú", "Ahora yo", "Ahora tú", "Ahora yo"...

La mujer, observaba esa escena con su rostro humedecido por las lágrimas, sin poder creer lo que estaba viendo. Esos "ahora tú", "ahora yo" quebrantaron su corazón...
Y entonces, sucedió algo que le pareció extraordinario.

El mayor comenzó a cantar, a danzar, a jugar fútbol con la botella vacía de leche. Estaba radiante, con el estómago vacío, pero con el corazón rebosante de alegría, brincaba con la naturalidad de quien no hace nada extraordinario, con la naturalidad de quien está habituado a hacer cosas extraordinarias sin darles la mayor importancia.

De aquel niño podemos aprender una gran lección: "Quien da es más feliz que quien recibe" Es así que debemos amar. Sacrificándonos con tanta naturalidad, con tal elegancia, con tal discreción, que los demás ni siquiera puedan agradecernos el servicio que les prestamos".

¿Como podrías hoy encontrar un poco de esta "felicidad" y hacer la vida de alguien mejor, con más "alegría de ser vivida"? ¡Adelante, levántate y haz lo que sea necesario!

Cerca de ti puede haber un amigo que necesita de tu hombro, consuelo, o quizás un poco de tu alegría y compañía.

Sunday, January 1, 2012

Una Amiga es...


Del muro de mi amiga Viviana

Esto me lo envió una preciosa amiga con la que nos conocemos hace casi 30 años pero aunque no nos vemos muy frecuentemente. Pero está hermoso y lo quiero compartir:

Cuando era chica, tenía la idea de que "amiga" solo habría UNA.
Una mejor amiga.
Con los años descubrí que si abrís tu corazón, podés encontrar lo mejor en MUCHAS amigas.
Una, estará cuando tengas problemas con tu pareja.
Otra, cuando tengas problemas con tus padres o hermanos.
Otra, te escuchará mientras se te caiga la baba hablando de tus hijos, sus actividades, sus logros y travesuras.
Una más, será ideal cuando quieras ir de compras, tomar café, bromear o sólo estar ahí.
Otra amiga te dirá: “Lloremos juntas”
Otra: “Váyamonos de joda juntas”
Otra quizás conozca tu necesidad espiritual
Otra tu debilidad por los zapatos
Otra tu afición por las películas
Otra estará con vos cuando estés confundida
Otra será quien simple y sabiamente diga "Te entiendo"
Tal vez encuentres también todo esto en una sola mujer, pero es probable que sean muchas:
Una de la escuela, del barrio, de la universidad
Algunas del trabajo, a veces tu mamá, tu sobrina, tus hermanas
Tal vez tus hijas.
Así que no importa si es tu amiga desde hace 20 minutos o desde hace 20 años
Lo único que importa es que esas mujeres tienen un lugar especial en tu corazón
Marcaron una diferencia en tu vida.
Así que amigas queridas, un abrazo gigante y lo mejor de lo mejor para el 2012!

Compartir comienza en casa


Esta claro que no todas las personas sienten MAS placer en dar que en recibir. Yo tuve la suerte y el privilegio de tener una abuela que era muy GENEROSA y que era feliz dando y ayudando a los pobres, con ella aprendi a compartir desde muy temprano en mi vida, aunque pienso que tambien lo llevo en la sangre. Cuando se trata de ensenar a los pequenos, a los ninos, a nuestros hijos y nietos, no es facil porque el ser humano es egoista por naturaleza y el instinto que tienen de NO COMPARTIR puede ser muchas veces muy dificil de romper o amaestrar. La caridad, una virtud basica en todas las ideologias y religiones se puede aprender, empieza en el hogar, hay que hablarles desde temprano edad del valor y la importancia de compartir, ya sea un juguete, un dulce, ensenandoles a ser desprendidos a vivir en sociedad compartiendo, como algo grato, no como una obligacion.


Una manera eficaz es involucrandose en causas de ayuda sin fines de lucro, siempre podemos averiguar en las iglesias, bibliotecas, en el mismo Internet sobre las obras caritativas en las que puedan participar padres e hijos entregando objetos materiales, ropita que ya no necesiten, juguetes, peluches, mantitas, viveres, o un poco de dinero, donacion de horas de trabajo, recaudacion de fondos, hacer eventos para llevar alegria a los desamparados, a los ancianos, a los olvidados, a nuestros hermanos que viven en la extrea pobreza, lo bonito es hacerlo juntos entregando articulos usados y que ellos sepan y entiendan que hay otros ninos menos favorecidos, que no todos los ninos tienen la dicha de nacer en hogares en donde no falta nada, que sepan que no todos los ninos tienen comida caliente todos los dias en sus mesas, que no tienen zapatos o ropita limpia para cambiarse todos los dias, que no tienen bicicletas, juegos modernos, juguetes nuevos... lo importante se aprende en la primera etapa de nuestras vidas... ensena a tus hijos a ser CARITATIVOS y sobre todo que conozcan a Dios, ensenales a orar, a dar GRACIAS y que si das con amor y sin egoismo nuestro Padre Celestial nos bendice y nos multiplica con bendiciones de salud, amor, prosperidad y abundancia.

Los invito a que se unan al Grupo Centro Luz de Almas, estamos en Facebook, somos un grupo de personas voluntarias que aceptamos donaciones de ropita infantil, juguetes y pequenas donaciones de dinero para comprar ALIMENTOS para dar de comer a 1,500 pequenos que tenemos en diferentes albergues y aldeas de Lima y otras partes del PERU. No tenemos mucho, pero TODO lo que recibimos lo entregamos en las manos de nuestros pequenos, de sus padres sobre todo en las fechas de fin de diciembre. El resto de los meses vamos ayudando con todo lo que recibimos de las personas generosas que nos donan lo que buenamente pueden. Yo les pido donaciones de $1, $2 hasta $5, cada poquito ayuda, tenemos mas de 3,500 miembros y yo tengo mas de 4,950 amigos asi que si cada uno dona $1 dolar por mes podemos hacer maravillas y comprar COMIDA que es repartida por nuestros amigos LOS BOMBEROS y otras Iglesias y personas que son felices donando su tiempo para ayudar al mas necesitado.