Tuesday, July 31, 2012

Sabios consejos de una anciana

Lo encontre en el muro de mi amiga Tita La mas Bonita - no dejen de leerlo - esta buenisimo!!!


Doña Carmencita Montaño de la Torre, es una señora muy particular, tiene 89 años, más los que siempre se quitó, o sea que rayando en el centenario.

Activa, autosuficiente aún, sobretodo, muy, muy lúcida.

Dice que le ayuda que todos los días se toma un vaso de cerveza.

Ella vive en Lima. Y un día, escuchando a su nieta comentar lo mal que estaban las cosas en su vida, en su trabajo, con su matrimonio, en el mundo, etc. etc.

Se acercó a ella y le dijo: "Mira m`ija, pa´que dejes de andar quejándote, te voy a dar unas cuantas sugerencias pa' que vivas bien, y no nomás sobrevivas...

¡Mírame a mí, estoy en la flor de la vida y me sigo riendo !

1.- Agradece por todo: No te quejes, dale gracias a Dios que estás, que sigues, y que vives,
nomás piensa que a un bola de idiotas ya se los llevó la pelona!

2.- Cuando puedas comer... come, cuando puedas dormir... duerme, cuando puedas disfrutar... disfruta, cuando puedas trabajar ....trabaja, y si aún puedes, échate unos traguitos, juega con los hijos, haz el amor o ponte a silvar o a cantar en el baño y dá gracias a Dios porque tienes salud. No te la pases quejando,
¡¡ ayyy si hubieraaaa!, ¡¡ayyyy les di! ...¡ayyy si tuviera... ¡cuánto sacrificio!, ¡no m'ijita, altas y bajas siempre han habido y siempre habrán¡

3.- Si en la noche no puedes dormir, si estás vuelta y vuelta en la cama, pues párate y ponte a hacer algo, arregla un cajón, plancha tu blusa pa mañana, ponte a leer,
porque si te quedas acostada con los ojos pelones vas a pensar puras tonterias!

4.- Los problemas grandotes, esos que son del mundo, y que se oyen en la televisión, que si se está calentando el planeta, que si a tal país ya se le llevaron los dineros, que si los narcos.....
¿esos m'ija?, mándalos a la m.....! ¡¡no los vas a arreglar tú¡¡

Mas aun ni les entiendes, no te hagas pelotas!! Deja que los que pueden, los arreglen. Pero tú ...ocúpate de los que se ven más chiquitos, èsos que sí están en tus manos. Despereocupate, aunque sea a ratos, atiende èsos, los demás que se jodan!!

5.- Si te dan... agarra todo lo que te den. Agárralo, aprovéchalo, así sea un beso o una pendejadita, porque uno vive pensando que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan ...así que tú agarra y no te sientas mal!


6.- ¡Ahhh! pero eso sì.. ¡ No agarres lo que no es tuyo ! ni la bicicleta, ni el kotex, ni la bolsa, ni el dinero, ni al marido o amante de otra, lo ajeno respétalo, es de otra, cada quien tiene lo suyo, lo que se gana y lo que se merece!

7.- Lo que hagas hazlo con ganas, con muchas ganas y mucho gusto y hazlo bien o no lo hagas. Y déjate de tonterías, olvídate de las envidias, tú ...a lo tuyo.


8.- Cuídate de los vivos y alèjate de los idiotas, fíjate bien còmo son, conócelos y nunca seas como ellos.. Ayuda y escucha a tus amigos. No hables mal de la gente, ni de los vivos ni de los idiotas,
Sé orgullosa, pero no seas arrogante ni prepotente.
Sé humilde, no sumisa, sé valiente, no imprudente.

Cuando ganes, sonríe, cuando pierdas, no armes un lio y si te dá la gana ....llora.

9..- Nunca te preocupes por lo que no tienes, por lo que no puedes comprar,
cuántas señoronas que tienen todo el dinero del mundo están en la cárcel, enfermas de la cabeza o guardadas en un hospital, asustadas e inseguras, o tienen un marido abusivo que les pega a diario, no son felices, no saben comunicarse, no tienen una familia como la tuya.

Tú tienes algo más valioso que es ....tu gente y tu salud,

¿èsas? ¡no tienen madre!

10.- Manda al carajo a la Muerte, que sea ella la que se preocupe por no poder llevarte y no seas tú ...la que se preocupe porque ya te va a llevar!

¿Así ? ¿o más claro?

Y por último mi'jita, si la vida te dá limones ......... tú... pide ¡CERVEZA !

Guarda a cada persona en tu corazón, porque un día tù te puedes acordar y percibir que perdiste un diamante, cuando estabas muy ocupado coleccionando piedras.



Sunday, July 29, 2012

La verdadera riqueza

Como cada mañana me he despertado y he repetido mi rutina diaria, abrir mi computadora, entrar al Facebook para ver que encuentro que me alimente el alma, si me siento inspirada empiezo a escribir en mi Blog, reviso mis mensajes, muchos son de desconocidos tratando de venderme algo, algunos contienen chistes, otros son cadenas religiosas, de vez en cuando alguna linda carta de mis amigos del extranjero, me pongo a leer las noticias locales así como las internacionales, de repente me encuentro con un articulo que habla de un presidente en un país del tercer mundo, prefiero no mencionar el nombre, no se porque le tengo tanto enfado a la política, en esta foto el personaje es un hombre lavando platos en una cocina modesta por no decir pobre, no porque no pueda tener una cocina de lujo en una casa elegante, pero es que esta es la vida que ha escogido llevar, una vida totalmente distinta a la de todos los otros políticos que viven rodeados de cuanto lujo existe en el planeta, este hombre es sencillo, no necesita impresionar a nadie, no quiere hacerlo. Esta foto me conmueve porque rompe con los paradigmas tradicionales de bienestar. Me gusta, todos deberían de seguir su ejemplo. Vive en abundancia simple. Es un hombre verdaderamente rico.


Crecemos aspirando tener una vida en donde podamos lograr comodidad económica, recibiendo educación escolar, terminando una carrera universitaria en donde al convertirnos en “profesionales” con títulos podamos llegar a ganar un sueldo que nos permitan vivir en una buena casa, comiendo tres veces al día, vistiendo a la moda, asistiendo a fiestas, bodas, bautismos, clubes de veraneo, fines de semana en el campo, viajes al extranjero, vacaciones en crucero, en fin todo eso que hacen las personas que viven una economía holgada, claro, se han quemado las pestañas, han trabajado muy duro, casi todos, y con el tiempo logran tener una casa llena de lindos y cómodos muebles, un jardín florido, televisores plasma en cada habitación, y todos los aparatos esos nuevos de alta tecnología. Pero que pasa cuando fuiste a un buen colegio, y después a la universidad o al instituto y empezaste a trabajar por muchas décadas y lograste sacar adelante a tus hijos y de repente un día te enfermas o tienes un accidente y de la noche a la mañana tu vida cambia… y te vuelves pobre, y el dinero del retiro no te ajusta, o la crisis del mundo te tiene desempleado y descartado porque eres una persona de la tercera edad.

Durante toda una vida, fui de las afortunadas, crecí en una casa de clase media alta, teníamos dos empleadas de servicio, una que limpiaba la casa, la otra cocinaba, éramos seis hijos, mis padres, dos empleadas con cama adentro, mis padres daban de comer a diez personas, además teníamos una lavandera que venia una vez por semana y un jardinero dos veces al mes, hasta los 18 años tuve una vida material con comodidad, sin conocer lo que era pasar hambre o necesidad, pero éramos seis hermanos con un padre ausente casi todo el tiempo debido a su profesión de piloto comercial, y mi madre una extranjera que nunca se llegaría a adaptar a la vida en un país tercer mundista en donde la miraban como bicho raro. Siendo una niña de abuelos pudientes me enviaron a un colegio privado en donde siempre fui considerada la hija de la extranjera, mi madre nos llevada en motoneta al colegio en la década de los sesenta y cuando llegábamos las compañeritas se nos quedaban mirando y la monja movía la cabeza y ponía esa mirada desaprobando la irresponsabilidad e inmadurez de mis padres. Yo nunca me sentí parte de ningún grupo, supe sobrevivir todos los temporales de mi niñez gracias a mi falta de timidez y a una personalidad muy definida desde siempre, a los 12 años en primero de secundaria era una adolescente muy madura para mi corta edad, con alma de misionera, me afectaba ver lo afortunada que era ante tanta pobreza que me rodeaba. Vivía en un barrio en donde habían casas muy bonitas pero a pocas cuadras también habían callejones y casitas muy pobres, con niños sucios que iban a escuelas fiscales con pupitres viejos y mal olientes.

¿ Que significa ser pobre? es acaso pobre el que no tiene todas esas “cosas”, objetos de valor monetario, joyas, lujos, casas, comodidad, ropa, viajes, vida social, carros, tantas otras “cosas” que separan a los que tienen mas de los que tienen menos, o de los que no tienen nada. La ley de la oferta y la demanda, los negocios, todos quieren hacer dinero, todos quieren ser ricos, tener muchas cosas. ¿ Y es que acaso cuando llegas a tener todas esas cosas encuentras la felicidad? ¿Que pasa entonces con esas personas que llegan a tener fama y fortuna y terminan muriéndose por una sobredosis de droga, o asesinados por algún loco o envidioso porque no soportaban su suerte? Quien me convence que los que tienen riquezas materiales son mas felices que aquellos que tienen lo esencial, lo necesario acompañado del amor de una buena familia (por no decir una familia disfuncional). Cuando era jovencita y hablaba así me tildaron de comunista, de socialista, idealista, loca, exhibicionista, llamativa, opinionada, de muchas cosas.

Crecí, a los 18 años me casaría para huir de los pleitos de mi casa, mi matrimonio fracasaría en el cuarto aniversario, me quede con dos hijos y destruida emocionalmente, con la auto-estima por el piso, fue cuando haber sido hija de una extranjera se convirtió en una de mis tantas bendiciones de abundancia, porque con el tiempo comprendí que siempre había sido muy bendecida, que nunca me había faltado nada, ni el pan de cada día, ni el trabajo, ni las energías para trabajar día a día. Dejaría el país que me vio crecer llegando a los Estados Unidos a conseguir trabajo en menos de una semana, al país en donde todos los seres humanos tenían la oportunidad de progresar, en donde todo el resto del mundo siempre ha creído que no existen los pobres. Para darme cuenta con el correr del tiempo que el verdadero lujo, la verdadera riqueza es sin duda “interior”, es el "cómo" vivimos cada instante de nuestras vidas, qué valor le damos a las cosas "no materiales", durables, y cuánto y cómo compartimos lo que poseemos. Hay tantas cosas que no tienen precio, y todas son invisibles, no se tocan, se sienten.



Recordando una frase que pertenece a D.H Lawrence que dice que una mujer rica interiormente puede dormir en el piso. Y yo dormí mucho tiempo en el suelo, encima de dos grandes almohadas y fue fácil acostumbrarme. Si desarrollo significa el individualismo que nos encierra en la soledad, si el desarrollo es seguir pensando que vamos progresando como una economía humana sin rostro, sin derecho a hablar y soñar, tal vez este término sea otro engaño más en este mundo de desigualdades e injusticias. Me parece que nadie está entendiendo lo que sucede en una parte de América Latina, el cambio no solo es de valores y paradigmas, es también de lenguaje y de actitud. No puedo entender la necesidad de algunas personas de tener y poseer tanto y de no tener remordimientos de que a pocos kilómetros vivan personas que no tienen que comer, que viven en una pobreza tan extrema en un mundo lleno de riqueza, y me refiero a muchos países del mundo.



Personas de carne y hueso y no fantasmas. He conocido gatos y perros que viven mejor que cientos y miles de infantes que no llegan a crecer porque se mueren desnutridos. ¿Que pasa con el mundo? con esas personas que no pueden comprender que para ser feliz no hay necesidad de estar cubiertos de “cosas”, es un pecado capital pagar miles de dólares por carteras, relojes y autos, una cachetada a la pobreza, que necesidad de tener trecientos pares de zapatos o de gastar los miles en arreglarse los pechos y jalarse las arrugas, ustedes me perdonan pero no creo que esas personas sean “felices” y tengan paz y tranquilidad en sus vidas, posiblemente duermen por las noches porque se meten varias copas de vino o pastillas para dormir y entonces calman sus conciencias dando una propina o una miserable limosna cuando van a la Iglesia, justificando, siempre justificando sus acciones. El mundo necesita más seres humanos que sigan las enseñanzas de Jesús, que le tengan amor y temor a Dios, que le tengan respeto al Creador, agradecimiento a la vida, amor al prójimo, personas como Gandhi, la madre Teresa de Calcuta, Facundo Cabral, Cantinflas, Charlie Chaplin, Audrey Hepburn, Cervantes, y tantos otros.

El mundo vive en una profunda crisis de sentido y de valores, por un aislamiento involuntario vamos en una dirección que hemos trazado con nuestras propias manos, sin cinismo, algunos con música y poesía. Que nos equivoquemos, aunque ninguna equivocación es posible si estamos en contacto con lo que es verdaderamente importante, nuestra sensibilidad, y nuestra capacidad de soñar, de amar, de ser seres trascendentales, capaces de fraternizar, de servir, de ayudar, de compartir, de combatir la pobreza del mundo. Tenemos que buscar y encontrar de nuevo la capacidad de soñar e imaginar que sigue estando intacta, los valores más nobles, siguen latiendo. El corazón brinca de alegría porque el lujo está en el interior.



No hay nada como ser rico de espíritu, el lujo interior es lo que nos hace ricos ante los ojos de Dios, y termino repitiendo que aquel que sigue a Jesús le llega todo, absolutamente todo por añadidura.















Friday, July 27, 2012

Un millón de sapos

Un millón de sapos


Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.

Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos. El dueño del restaurante quedó asustado y quiso saber dónde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos. El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos. Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche. ¡Me estoy volviendo loco!

Quedó decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo. En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos. El comerciante le preguntó: ¿Dónde está mi pedido?

El hombre respondió: Yo estaba totalmente engañado. ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago! Ellos solos son los que hacían todo el barullo.

La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos. Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan.

Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad. Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución.

Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios. Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.

Pero yo le cantaré a tu poder, y por la mañana alabaré tu amor: porque tú eres mi protector.

Salmo 59:16  

Thursday, July 26, 2012

La semilla de mostaza

Cura para... …La tristeza


Hay un viejo cuento que nos habla de una mujer, cuyo único hijo había muerto. En su dolor, fue a consultar a un hombre sabio, a quien preguntó: -¿Qué oraciones, o qué encantamiento mágico tiene usted para traer a mi hijo de nuevo a la vida y quitar así mi tristeza? El sabio, en vez de despedirla o razonar con ella, le dijo:-Tráigame una semilla de mostaza de una casa donde nunca hayan conocido la tristeza. Nosotros la utilizaremos para expulsar la tristeza de su vida. La mujer partió de inmediato en busca de aquella semilla mágica. Se dirigió primero a una hermosa mansión, en un barrio residencial; tocó la puerta, y dijo: -Estoy buscando un lugar donde nunca hayan conocido la tristeza, ¿es aquí por ventura? Esto es una cosa muy importante para mí. Le respondieron: -¡Qué pena, usted vino al lugar equivocado! Y comenzaron a relatarle todas las tragedias familiares que recientemente les habían ocurrido. La mujer se dijo a sí misma: -¿Quién mejor que yo con toda mi desgracia para ayudar a estas pobres y desafortunadas personas? Y se quedó para consolarlos. Partió luego hacia otros lugares, en búsqueda de una casa donde nunca hubiera acontecido tristeza alguna. Pero, donde ella iba, ya fuesen palacios o chozas, siempre encontraba algún caso de tristeza o dolor. Finalmente... quedó tan ocupada y contenta en consolar el dolor ajeno, que se olvidó de la búsqueda de la semilla mágica, sin darse cuenta que el hecho de consolar a otros, había expulsado la tristeza de su corazón y de su vida. Un abrazo de corazón a corazón, hasta nuestro próximo encuentro feliz de reflexión.

Luciamelia

.

Sunday, July 15, 2012

Consolando a mi nina interior

Consolando a mi niña interior




No te has perdonado, crees que lo has hecho, pero no te has perdonado. Sus palabras quedaron grabadas en mi mente y su voz al decirmelo había quedado en alguna parte de mi cerebro. Esa tarde después de haber hablado con ella por varias horas me había sentido con una paz de la que ya me había olvidado hacia mucho tiempo. Estaba sufriendo de ataques de pánico a menudo, muchas veces varias veces al día, agorafobia, presión alta, taquicardias, pies y manos heladas, problemas para respirar, llantos incontenibles, angustias, miedos, estaba estacionada, muerta en vida. Al colgar el teléfono y levantarme del sofá sentí como que me habían quitado una tonelada de encima. Respire profundamente, me fui al ordenador a buscar en google como consolar a mi niña interior. Tus hijos son tus hermanos, los cansaste, por eso te dejaron de hablar. Había estado visitando a la psicóloga por más de doce meses y esta desconocida, un contacto del Facebook que se había equivocado en etiquetarme me había escrito por el privado para pedirme disculpas por invadir mi muro. Le conteste de inmediato, para mi era una bendición su presencia en mi vida, era un ángel, una joven escritora de la que no sabia nada, entonces visite su pagina de Facebook y me entere que tenia un Blog. Esa noche me pase varias horas leyendo sus notas. Me gustaron. Era una gran escritora. Me sentí muy identificada con su manera de sentir; claro ella era mas cruda y realista que yo que suelo escribir lo que siento pero midiendo mis palabras para no soltar alguna palabrota. Yo y mi trauma de niña buena! Me mire en el espejo de la sala, tenia unas ojeras muy pronunciadas, estaba pálida y no me gustaba para nada la tristeza infinita de mi mirada. Me repetí en voz alta:”Perdona de una maldita vez al jodido mundo, perdónate a ti misma, a tu madre, a tu padre, a tus hermanos, a tus hijos, a todos los jefes hijos de p… para los que has tenido que trabajar, a todos los maestros y personas que no te supieron agradecer ni valorar, a los mal agradecidos, a los indiferentes, a todos los que te habían usado y abandonado, pero empieza por perdonarte tu! Y a todos los demás, aunque tu vida no ha sido un campo de tulipanes, tampoco ha sido uno de ortigas, porque te has pasado toda la vida tratando muy duramente de complacer a todo el mundo y de salvar a la humanidad.


Deja de castigarte todo el tiempo, para!!! Pon un STOP!!! Deja de pelearte por dentro como lo haces desde que eras pequeñita, por todo, guarda al demonio en el interior y deja que el tipo de la sonrisa trabaje para sí mismo. Relájate… mi niña, relájate… respira, levanta la mirada, el cielo hoy esta celeste, ha salido el sol y por favor ya no sufras por nada, ya que las cosas cambiaran por sí solo, todo necesita su tiempo… y tu tienes ese tiempo por primera vez para ti, has una elaboración precisa para que suceda, así que deja de preocuparte tanto y sobre todo tan constantemente en sacar el razonamiento a las cosas y vive, empieza a vivir porque hasta hoy no sabes lo que es vivir.


No me había duchado, eran casi las 5 PM y seguía en mi piyama. Abrí el ropero, escogí una linda falda y la combine con una blusa multicolor. En mi mente me repetía “saca lo mejor que tengas dentro y póntelo, no importa cómo te quede, es tu esencia… venia cosido a ras de piel cuando alguien te dio a luz y aunque eso forma parte del pasado, no deja de ser tu historia cosida a retales. Disfruta de las cosas conforme lleguen y acepta de una vez que no tienes el control sobre nada que no sea tu burbuja. Empecé a maquillarme como si fuera a una fiesta muy importante. No permití que las lágrimas inundaran nuevamente mi rostro. En voz alta, como cuando niña, empecé a reírme como cuando hacia travesuras. Abrí el joyero y me puse el collar de perlas, las pulseras y los anillos que habían estado dormidos por mucho tiempo. Me arregle el cabello. Abrace una muñeca vieja, le di besitos en sus cachetes, la volví a abrazar. Le dije susurrándole al oído…” Ya no sufras”… ni siquiera te cabrees, porque la experiencia de errores recurrentes te lo ha demostrado, por una sola vez, recuerda. Piensa en el pasado sin miedo, visita los lugares de tu primera infancia, regresa a la casona de Chosica, a la casa de la abuela en donde te quedaste atrapada en un hueco jugando a las escondidas y estuviste tantas horas perdida que te encontraron dormida, sin conocimiento, al borde de la muerte. Cuenta las veces que te has caído y levantado… No importan, ahora te das cuenta que eres fuerte, que siempre fuiste muy fuerte, que tuviste ovarios grandes cuando llegaste a este país con tan solo veinte anos y cinco bocas a las que tenias que alimentar, no tenias techo, no tenias trabajo, pero no tenias miedo y todo lo conseguiste, recuerda esos días, evoca tus triunfos, busca las medallas que te ganaste con tanto esfuerzo y sacrificio. Para que sufrir como lo estas haciendo, para que caerse, si es muchísimo mejor aprender funambulismo. Eres más fuerte de lo que crees.



Cierra los ojos y recuerda como sabias divertirte por una vez en la cuerda floja, nadar como una sirena, montar bicicleta y trepar cerros, entonces nunca tuviste miedo a terminar abajo en el precipicio! No le tenias miedo a nada! Que te paso??? De que sirve una vida entera cuando hay un manual enorme y pesado que esta lleno de cosas a las que temes.



La voz me repetía que me olvidase de todos mis temores, porque ningún mal por grave que sea nos suele causar la muerte. Exceptuando claro los registrados como letales… que sinceramente no debes experimentar, y yo con mi complejo de niña buena no tenía que preocuparme por eso porque nunca se me hubiera ocurrido probar ninguna droga, o hacer cualquier cosa de aquellas que hacen las niñas malas. Ya deja de tener ese complejo de culpa porque no fuiste monja! El resto… todo ese cumulo de temores escondidos debajo de unas losas que parecen más pequeños ataúdes que baldosas. No sirven para nada en absoluto, y sin embargo a pesar de que lo se, sigo estancada en esta cárcel domiciliaria, estacionada sin poderme mover.



Mi niña querida, mi niña linda, despierta, sal de tu cueva, ya no te escondas mas, ya no temas, llevas tanto tiempo anclada que ya no sabes qué rumbo tomar… la balanza de tu vida termino por inclinarse en el lado equivocado y esperas tan solo la citación con el juzgado de guardia. Por favor mi niña, confía de nuevo en ti misma… vuelve a sonreír, vuelve a cantar, a caminar por la orilla del mar, a saltar la soga, a jugar con la pelota. Vuelve a trepar los arboles y a perseguir a tus amadas luciérnagas, vuelve a navegar por aguas mansas, hay un sin fin de puertos con nombres alegres y que no tienen relación con las circunstancias que te llevaron a la tempestad en altamar.



Mi niña querida, abrázame fuerte, no me sueltes, sonríe confiada, porque en un barco los problemas que sobran se hunden en el fondo del mar. Tú sabes que las olas son gratuitas y están ahí para hacer la travesía mucho más agradable. Sé que quieres volver a sentirte en paz, quieres subirte de nuevo al avión… al que te llevara a las calles que necesitas volver a recorrer para re fortalecerte, si quieres magia cambia al aire por la sal y disfruta del viaje. Olvídate de las voces que te repiten sin parar que estas equivocada, esas voces mienten, atormentan, no sirven! Pero qué demonios sabrán ellos si ni siquiera saben donde acabaras amarrada. Nadie lo sabe… aunque tu momento ha llegado, se feliz… por favor vuelve a sonreír, vuelve a sentirte libre, anda rompe esas cadenas!



Mi niña querida, te regalo una caja grande de colores para que pintes tu mundo de amarillo, morado, rojo, azul, blanco y añade cascabeles de arlequín y plumitas, muchas plumitas. Te acuerdas cuando coleccionabas pétalos de flores y dibujabas sonrisas? Te acuerdas cuando aprendiste el nombre de las flores y disfrutabas colocando tulipanes, margaritas, rosas y claveles en floreros que ibas distribuyendo por todos los rincones de tu casa? Cuando acabes con todas habrá pasado un año entre pétalos y bellas palabras. Puede que el mundo se vaya a la mierda. Pero mientras queden flores, nada estará perdido.



Mi niña querida, te dejo descansando, te cubro con el manto que nos tejió la abuela, te veo dormir tranquila, me acurruco a tu costado y te canto tu canción de cuna favorita. Ya no tiemblas, ya no tienes frio, ya no tienes miedo, los monstruos han desaparecido, los has vencido para siempre!

Saturday, July 14, 2012

Me doy permiso (no es mio)

ME DOY PERMISO PARA (Reflexión)


Me doy permiso para separarme de personas que me traten con brusquedad, presiones o violencia, de las que me ignoran, me niegan un beso, un abrazo...

No acepto ni la brusquedad ni mucho menos la violencia a...unque vengan de mis padres o de mi marido, o mujer.

Ni de mis hijos, ni de mi jefe, ni de nadie.

Las personas bruscas o violentas quedan ya, desde este mismo momento fuera de mi vida.

Soy un ser humano que trata con consideración y respeto a los demás. Merezco también consideración y respeto.

Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”, el que pone el entusiasmo en las situaciones, ni ser la persona que pone el calor

humano en el hogar, la que está dispuesta al diálogo para resolver conflictos cuando los demás ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener y dar energía a los demás a costa de agotarme yo: no he nacido para estimularles con tal de que continúen a mi lado.

Mi propia existencia, mi ser; ya es valioso.

Si quieren continuar a mi lado deben aprender a valorarme.

Mi presencia ya es suficiente: no he de agotarme haciendo más.

Me doy permiso para no tolerar exigencias desproporcionadas en el trabajo.

No voy a cargar con responsabilidades que corresponden a otros y que tienen tendencia a desentenderse.

Si las exigencias de mis superiores son desproporcionadas hablaré con ellos clara y serenamente.

Me doy permiso para no hundirme las espaldas con cargas ajenas

Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos que me infundieron mis padres y las personas que me educaron. El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión: hay también mucha belleza y alegría inexplorada.

Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer.

Más vale lo bueno que ya he ido conociendo y lo mejor que aún está por conocer. Voy a explorar sin angustia.

Me doy permiso para no agotarme intentando ser una persona excelente.

No soy perfecto, nadie es perfecto y la perfección es oprimente.

Me permito rechazar las ideas que me inculcaron en la infancia intentando que me amoldara a los esquemas ajenos, intentando obligarme a ser perfecto: un hombre sin fisuras, rígidamente irreprochable. Es decir: inhumano.

Asumo plenamente mi derecho a defenderme, a rechazar la hostilidad ajena, a no ser tan correcto como quieren; y asumo mi derecho a ponerles límites y barreras a algunas personas sin sentirme culpable.

No he nacido para ser la víctima de nadie.

Me doy permiso para no estar esperando alabanzas, manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia esperando una llamada de teléfono, una palabra amable o un gesto de consideración.

Me afirmo como una persona no adicta a la angustia.

Soy yo quien me valoro, me acepto y me aprecio No espero a que vengan esas consideraciones desde el exterior.

Y no espero encerrado o recluido ni en casa, ni en un pequeño círculo de personas de las que depender.

Al contrario de lo que me enseñaron en la infancia, la vida es una experiencia de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores, Y el resto vendrá solo. No espero de fuera.

me doy permiso para no estar al día en muchas cuestiones de la vida: no necesito tanta información, tanto programa de ordenador, tanta película de cine, tanto periódico, tanto libro, tantas músicas.

Decido no intentar absorber el exceso de información. Me permito no querer saberlo todo. Me permito no aparentar que estoy al día en todo o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear las cosas de la vida que mi cuerpo y mi mente pueden asimilar con un ritmo tranquilo.

Decido profundizar en todo cuanto ya tengo y soy. Con lo que soy es más que suficiente. Y aún sobra.

Me doy permiso para ser inmune a los elogios o alabanzas desmesurados: las personas que se exceden en consideración resultan abrumadoras. Y dan tanto porque quieren recibir mucho más a cambio.

Prefiero las relaciones menos densas.

Me permito un vivir con levedad, sin cargas ni demandas excesivas. No entro en su juego.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico.

No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente no quieren hacer, me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no. Es

sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.


Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico. No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Elijo lo que me da salud y vitalidad.

Me hago más fuerte y más sereno cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero o no quiero, y no como forma de despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy; si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz, yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien conmigo mismo y no como me ordenan las costumbres y los que me rodean: lo “normal” y lo “anormal” en mis estados emocionales lo establezco yo.



JOAQUÍN ARGENTE   

Friday, July 13, 2012

El poder de las palabras

Muchas veces leemos o escuchamos frases de personajes famosos, pocas veces las analizamos y casi nunca las aplicamos a nuestra vida. Entonces ¿de que sirven? Depende de ustedes sacar el mayor provecho de toda esta sabiduría disponible gratuitamente.



El Poder de las Palabras

"Nuestro lenguaje forma nuestras vidas y hechiza nuestro pensamiento".

Albert Einstein


Es increíble el efecto que producen las cosas que decimos. La mayoría de las veces no nos damos cuenta de lo que decimos y mucho menos de las consecuencias.

Las palabras son un reflejo de nuestros pensamientos y sentimientos. Lo primero que nos ocurre es tener un pensamiento que puede ser bueno o malo, luego, si no cortamos ese pensamiento, se puede transformar en palabras y posteriormente en acciones. Por eso es importante inclusive revisar nuestros pensamientos porque allí comienza todo.

Muchas veces lastimamos, ofendemos ó enredamos las cosas sólo con lo que decimos o dejamos de decir, por eso tenemos que pensar antes de hablar. Una vez alguien dijo: "Dios nos dio dos oídos y una sola boca, usémosla en esa misma proporción", es decir escuchemos más y hablemos menos.

Tratemos de construir al hablar y no destruir. Una recomendación que les doy es que confirmen si la otra persona está entendiendo exactamente lo que Ud. quiere decir. Muchas veces preguntamos: ¿entendiste? y la otra personas responde: si, eso no es suficiente, preguntémosle qué entendió y verifiquemos si es o no lo que queríamos decir, de esa manera se ahorra uno muchos malos entendidos. La comunicación no es nada fácil, por lo general hablamos muy rápido y no nos tomamos el tiempo para aclarar muchas cosas.

Las palabras encierran un poder que desconocemos pero que cada día se comprueba más y más, trabajan sobre nuestro cerebro constantemente enviándole información. Esta información genera en nosotros sentimientos, actitudes, pensamientos, etc. Si hablamos cosas positivas, es mayor la probabilidad de que sucedan cosas buenas, si hablamos cosas negativas, pues eso será lo que recibamos.

De ti depende si las usas para bien o para mal, tanto para ti como para los demás.