Thursday, January 29, 2015

Han pasado 49 meses

Hoy jueves 29 de enero del 2015 - Me despierta la llamada de mi amiga de toda la vida, es muy extrovertida, siempre tiene muchos temas, hoy hablamos de Geraldine Chaplin que estuvo de paso por Miami y de su genial padre. En un rato voy a leer su vida. Hablamos por veinte minutos, la pongo en el parlante mientras me preparo mi primera taza de cafe... Hablamos de que vamos a ir al cine a ver varias de las peliculas que han sido nominadas para la estatuilla del Oscar. De repente me dice "quien como tu que ya no trabajas" y yo le contesto que yo no veo las horas de volver a trabajar, como antes.
Una voz interna me dice que cumpli con mis horas de vuelo, que fueron 43 inviernos, veranos, primaveras y otonos, miles de amaneceres llegando a la oficina,lidiando con la rutina diaria de una mujer pulpo, miles de anocheceres llegando a casa rendida a seguir trabajando, siempre activa, siempre optimista, viviendo en carne propia los sacrificios de sobevivir con un sueldo, y a veces, alguna vez, recompensas, reconocimientos. Me gustaba trabajar, resolver problemas inflaba mi ego, siempre he sido luchadora, lo que no me gustaba eran las miradas de envidia, la competencia, siempre tienes rivales, los chismes, las calumnias, las mentiras. Los trabajos son como los matrimonios, la convivencia puede ser muy compleja, los seres humanos solemos serlo.
Dicen que nunca es tarde, me hubiera gustado descubirir mis talentos en la primavera de mi vida y no en su invierno. Uno de estos meses me las ingenio y pongo mi negocio de flores, de organizadora-decoradora... y escribo y publico un libro que sea digno de ser leido y que deje huellas, que dibuje sonrisas.
Ahora que vivo del sueldo de mi retiro tengo que aprender a medir mis impulsos, mejor dicho he aprenido a vivir con poco, con lo necesario, ya tuve "cosas" que no son mas que eso, "cosas" que nunca podran sustituir lo esencial de mi existencia. Mis travesuras de gastadora compulsiva son comprarme plantas y flores y alguna pintura en una venta de segunda. Me encanta cambiar los adornos de lugar y disfruto haciendo arreglos florales y comprando pan recien salido del horno.
Vivo el hoy. Vivo y disfruto cada instante. No tengo horarios. No permito a mi cuerpo quejarse, y le ordeno a mi mente que cubra de luz toda mi materia, agradezco a cada rato todas mis bendiciones y que sigo con vida.
Agradezco por todos los momentos y las personas maravillosas de mi vida. Mis amistades que me aprecian y valoran por mí misma, sin medir distancias y desinteresadamente, por que me aceptan como soy con todas mis imperfecciones y que entienden mi servicio a los necesitados, a los pobres, a los ancianos, les doy las gracias una y mil veces por todo el apoyo que me han dado desde el primer dia de Centro Luz de Almas, servir nunca ha sido un trabajo, es una necesidad, es un llamado, es parte de que siga viva.
Me preguntan que quiero a estas alturas de mi vida... que Dios me siga bendiciendo con salud, amor y abundancia para poder compartir con los que tanto necesitan, que bendiga a todos en mi familia, que a todos nos alcance, que siempre tengamos lo suficiente, que podamos lograr la paz en el planeta. Quiero un mundo mejor para mis nietos y todos los que ahora son los jovenes del siglo XXI, que conozcan a Dios, a Jesucristo, a personas increibles como Charles Chaplin, Cantinflas, Einstein, Madre Teresa de Calculta, Facundo Cabral, Cervantes, Neruda, Ruben Dario y tantos otros...
Puedo extenderme pero no quiero llorar. El sol acaricia mi rostro, la temperatura pide que me abrigue con uno de mis ponchos de alpaca, hace tiempo que no preparamos un arroz tapado, ya tengo ocho meses sin viajar a Lima.
Se cumple otro mes de la partida de mi madre, son 49 meses sin ella y todavia me duele. Tantas personas importantes que partieron a ese lugar que llaman la otra vida, el mas alla. Presencias fisicas que anoro, que me hacen tanta falta. Personas inolvidables. Cierro los ojos, la veo llegar con sus manos llenas de bolsas, la veo preparando panqueques para el desayuno, la veo sentada en mi patio disfrutando de un cigarillo. Tengo su voz grabada. Cuando veo mis ojos me encuentro con su mirada.
Mary Fernandez

Friday, January 23, 2015

Las cosas simples de la vida nos hacen felices

Jueves 22 de enero del 2015 - Hoy fue un jueves de re-encuentros, supe de un amigo de mi juventud al que quiero desde siempre y para siempre porque fue mi gran consejero y mi alma gemela. Tuve que comprar una nueva bateria para mi carro y fui de compras a Costco, me encontre con un amigo que es Judio Mesianico y charlamos un buen rato. Me di gusto comprando caprichos como una bolsa grande de pistachios. Que entretenido es comerlos. Me encanta disfrutar de la ceremonia de come...r alcachofas, son deliciosas, me demoro saboreando cada hoja. Me gustan las cosas simples de la vida. Recibir en mi patio los amaneceres. Levantar mi vista al cielo y quedarme mirando la luna y contando las estrellas. Caminar por la orilla del mar al atardecer y sentarme a jugar con mis dedos en la arena. Escribir un poema con mis dedos para ver como se lo lleva el mar. Respirar profundamente y cerrar lo ojos para imaginarme caminando por alguna ciudad en donde la gente sepa sonreir y saludar.


Es posible disfrutar de las cosas pequeñas de la vida, de los pequeños y modestos placeres que la vida nos otorga y solemos pasar por alto. La felicidad no depende tanto de la fortuna y lo material, sino de nuestros ojos ante las miles de cosas pequeñas que cada día se nos presentan y que son tantas. Las cotorritas que se escaparon del zoologico y se reproducieron y nos visitan a cada rato, las mariposas, la risa de nuestros hijos, de nuestros nietos, sus preguntas, sus travesuras, sus ocurrencias. Preparar galletas, regar las macetas, darse una ducha en el jardin con la regadera, bailar tango, montar bicicleta, trepar un cerro, saltar la soga, nadar, jugar con la pelota, planchar un mantel y poner una mesa muy linda con floreros llenos de rosas y tulipanesm refugiarme en un buen libro, pintar una mesa vieja. Las pequeñas cosas de la vida, las que no cuestan nada o muy poco y brindan tanta felicidad, las que marcan huellas en nuestras almas.


Podemos disfrutar de las cosas pequeñas que la vida nos ofrece: de un dia mas de vida, de los lazos de familia, los amigos, libros, flores, alimentos, el agua, el viento, la luz, el sol, el calor, la salud, el abrigo, el sueño, el paisaje de un camino abierto, la lluvia veraniega, el fuego de la chimenea en invierno, el alba, las canciones, el cielo estrellado, el amor en la juventud y los recuerdos en la vejez… ¿Acaso no son estas grandes simples cosas, la verdadera esencia de la vida?


La magia de lo simple, el mundo no parece tener nada especial cuando no lo miramos con buenos ojos. pero incluso el objeto más pequeño contiene algo inesperado si se observa con consciente atención. Interpretar y encontrar lo bello en las cosas corrientes debe, por tanto, ser una de nuestras principales prioridades. Después de todo, lo que realmente queremosy anhelamos todos es ser felices

Friday, January 16, 2015

Palabras de Moni una amiga que cumple en enero como yo

Hoy es mi cumpleanos.  Por eso, me ha provocado hacer una pausa para mirarme al espejo, una pausa que me toma tiempo porque soy de ritmo desorejado para los procesos de aprender y de aprehender, un ritmo que no baila al son de la música de todos sino al mío interno. Es el ritmo de mi sentir.
Me ha provocado también reflexionar, cuestionarme y conectarme, fluir con lo que se presenta sin ninguna pretensión. Y dice así :
Yo siento que nací con melancolía acumulada, esa que se transmite de generación a generación, esa que se hereda y no se hurta, esa que presiona el pecho y late en medio de los senos, y no sabes por qué, como que alguien te llama desde adentro y no sabes quién es. Es una nostalgia de un lugar al que nunca fuiste y de una presencia que no conociste, como si algo faltara y no se completara.
Así nací yo: con la mirada un poco triste pero con la sonrisa de oreja a oreja, y las ganas de empezar a vivir a flor de piel.
Esa melancolía creció conmigo, de la mano y amigas todo el tiempo.
Es esa misma sensación la que me lleva a una travesía de búsqueda imparable dentro y fuera de mi. A un viaje no de soledades pero más bien de solitud, en el buen sentido de la palabra. Y de mucha curiosidad por vivirlo casi todo.
Que mi vida ha tenido desaciertos gordos que para los que me conocen no es sorpresa, y poco me importa que para extraños sea..es así.
Que mi vida no ha tenido secretos a pesar de que algunos no pasaron la censura de la prejuiciosa Lima, es verdad y dolores de cabeza eso me ha traído.
Que mi vida no fue hacer carrera sino experimentar vivencias y ésto tuvo sus ventajas y también sus desventajas, y no me he arrepentido pero a veces sí, no lo dudo.
Que en mi vida ha habitado el dolor y que las lágrimas me han tocado de manera muy profunda, es muy cierto; pero que también sentí alegrías intensas, no lo puedo negar.
Que en mi vida ha sido notoria la presencia del Amor en todos sus formatos, unos exagerados y otros más bien ecuánimes, y, que el amor por la vida misma fue mi principal motor y constante..es así.
Que en mi vida he sido sumisa y también rebelde..que he sido querida y por otros no tanto..que he vivido al margen de los prejuicios y también enterrada por ellos, que a veces he brillado entre mis momentos oscuros, que me he deprimido y al mismo tiempo tenido bríos de fortaleza, que me he cuidado y en otros ratos he sido temeraria..todo es verdad.
Que he cultivado amigos de todos las costumbres buenas y malas, de todas las hojas de vida y sin ellas también, de todos los colores como en el arco iris, de todas las profundidades como el Perú mismo, de los más variados anhelos y sueños y miradas...y con ellos me he enriquecido y hasta a veces perdido, es cierto.
Mi vida ha sido como un caleidoscopio llena de luces y algunas opacidades.
Mi vida ha tenido carencias, de las materiales pero más grave aun, de las emocionales; y a la vez, ha tenido momentos de reparación y de perdón, de compasión por mi misma y por el resto, de culpas y misericordia.
Mi vida ha sido de buscar y no siempre encontrar. De ver tesoros en corazones ajenos, tesoros en las vidas de otros, tesoros en lealtades y compatibilidades con otros, tesoros en lo complejo y en la vida cotidiana, en el río y los montes, en el mar y la arena, en el asfalto y sus rascacielos.
Mi vida la he vivido a tajo abierto como las minas de oro, apasionada como lo hacen los artistas sin yo serlo, entregada como se entrega un perro a su dueño. Con el asombro de un ser simple en una mano y la candidez de una niña en la otra. Sí, así fui creciendo y siendo madre a la vez, aprendiendo de mis niños y de mi entorno.
Mi vida ha sido de mujer pero también mitad de hombre, de nutrir y proveer, de sostener y mantener, de ying y de yang, todo entremezclado..de fuertes luchas y paraísos de reposo..de muchas incertidumbres y pocas certezas..de batallas enloquecidas contra molinos de aire y de toques lúcidos de razonamientos fríos como la muerte.
Mi vida es la que tuve la que tengo y la que tendré. Jugué con las cartas que me repartieron y aposté todas mis fichas a ganador.
Hace un tiempo, no mucho, sentí que mis pies se mojaban recién en el mar de la complitud y del gozo. Así, reconocí la sabiduría de mi intuición, los deseos de mis instintos, y el camino que marca la madurez y las bondades de la gratitud.
Estoy en paz pero sigo imperfecta y yerro pero no tanto.
Ahora, ya no quiero remojar sólo mis pies en estos mares de dicha interna..por mi cumple me voy a regalar un chapuzón hasta el fondo de las olas para salir airosa a respirar la brisa y nadar al compás de las gaviotas, al compás de la que fui, de la que soy y de la que seré..que todavía tengo para rato !

Wednesday, January 7, 2015

Gustavo cumple 47 eneros

7 de enero del 2015 - El dolor de cabeza y la fiebre me despertaron. Siguen los ataques de tos y el dolor en el pecho, voy por mi cuarta caja grande de Kleenex y necesito comprar otro pomo de Vicks Vapor Up. En las noticias dicen que hay miles de personas que llegan a las emergencias de los hospitales con los peores sintomas de un nuevo virus de influenza, que esta gripe que flota en el ambiente y que llaman rompe huesos dura de tres a cuatro semanas! Dios mio ya quiero que se vaya. Todos en casa estamos enfermitos. Unguentos, jarabes, recetas caseras, mucho liquido, miel y limon, y yo tratando de distraer mis sentidos al refugiarme en mis letras.
Hoy se cumplen 47 aniversarios de la llegada al mundo de una de las personas mas importantes de mi vida. Mi hermano Gustavo. Recuerdo la primera vez que lo vi, prematuro, diminuto, no tenia cejas ni pestanas, pesaba 1 kilo 100 gramos. Era un angelito precioso. Yo le llevaba 14 eneros, disfrutaba de su llegada porque mi cuarto hermano Michael ya tenia 7, Maurice 10, Rose Marie 12. Fue la primera vez que el instinto maternal me visitaba y que dejaba de jugar a las munecas para convertirme en la hermana mayor que disfrutaba de cuidar de su hermanito menor, del bebito de cabello dorado, lleno de rulos, disfrutando de sus primeras palabras y de como se deslizaba por las escaleras a una velocidad increible desde que empezo a gatear a los seis meses. Desde que aprendio a caminar lo llevaba conmigo a todas partes, era mi camote, mi chicle. Me llamaba 'mana titamel" (hermana Marisabel) y me quede con el Titamel de apodo, a mi hermana Rose Marie le decia : Lolaly". '
A fines del 1972 me case un mes y diez dias antes de cumplir los 19. Estuvo conmigo en todos los preparativos para la boda, en las despedidas de soltera, en la boda, en la recepcion y hasta el dia de hoy se acuerda de muchos momentos vividos en su primera infancia. Entonces un par de semanas despues de mi boda regresando de la luna de miel fue lo primero que hice, ir a la casa de mis padres a buscar a mi engreido, a mi consentido que al verme a pocos dias antes de cumplir su quinto aniversario de vida me recibio con una carita que se quedo grabada en mi mente para siempre. Me acerque para abrazarlo y decirle cuanto lo habia extranado, y en vez de abrazarme me dijo que no queria volver a verme porque lo habia abandonado. Me quito el habla por seis meses. Es que fue un golpe demasiado fuerte, el en su corta edad pensaba que regresaria a casa a dormir la misma noche despues de la boda, que nada iba a cambiar. El enano me quito el habla! y yo no sabia que hacer. Siempre fue mi engreido. Un dia en 1976 le compre un par de botas de vaquero y no se las quitaba para dormir. Le gustaba que lo llevara a comer al "Oscar" por aquellos dias los mejores sanduches de pollo de Miraflores.


Un Junio 21 de 1974 tuve la dicha enorme e inigualable de ser madre. Fue mi hermano Gustavo el que se quedaria conmigo en la clinica a cuidarme, se metio en la cocina de la Padre Tessa a buscarme gelatina, me cuidaba con tanto amor, porque di a luz con una gripe y me dolia cada vez que tosia. Me tapaba con un poncho, me daba besitos en la frente. Gustavo se convirtio en el mejor tio del mundo, un experto cuidador. Seguimos siendo como siempre inseparables. Cuando tuve a mi segundo hijo un 20 de Abril del 1976 nos mudamos al mismo edificio donde vivia mi padre, en el Malecon Armendariz 211, mi padre vivia en el tercer piso, yo en el noveno, por esas fechas y hasta el 1978 en que me fui de Lima sin saber que me iba por tanto tiempo... por esas fechas siempre andaria con mis cuatro varones, de arriba para abajo, a la plaza, a Larco, al Regatas, al cine, al parque, de compras, de viaje, siempre con mis dos hijitos y mis dos hermanitos menores.


2015... Hoy... La vida nos ha dado muchos golpes, pero mi hermano Gustavo y yo hemos estado siempre juntos en las buenas y en las malas, hemos trabajado juntos, hemos llorado, gritado, reido, peleado, nos hemos reconciliado y perdonado, hemos viajado, hemos cuidado juntos a nuestra madre.


Mi amor de hermana mayor, de hermana-madre me ha costado un precio muy alto. Mis hijos nunca han entendido que quiera tanto a mi hermano. Me han acusado de ser mejor hija y mejor hermana que madre. Quiero aclarar que amo a todos mis hermanos, mi madre tuvo seis hijos y a cada uno les dijo "eres mi favorito" Mi hermana Rose Marie es buena como un pan, Maurice el mas pegado a mi padre, Michael amoroso pero callado, en su mundo con ese hijo piloto que alumbra la vida de su abuelo por estos dias, Claudio que anda escondido arreglando su vida, mi hermana Natalie otro regalo precioso que me dio la vida, con un esposo y un hijo de primera, Rafaela, la chef de la familia vivendo en la tierra del Inca feliz con su hija muneca Moana la nieta adorada de sus abuelos, Jenny Patricia la menor, la mas alta, con unos ojos que parecen dos esmeraldas, llena de talentos, otra nacida en el mes de enero, la que vive en casa con mi papi, haciendo lo que mas le gusta, volar y cuidar perritos, eso le alegra la vida a sus padres que ayer cumplieron 36 eneros que se casaron aqui en Miami y yo fui testigo de la segunda boda de mi padre. Ayer les pedi que se casaran por la Iglesia. Mi padre tiene 81, su segunda esposa tiene 62, cuando mi padre la enamoraba ella se escondia debajo de su escritorio porque le tenia miedo por la fama de enamorador que tenia! La felicite por aguantar a mi padre, por amarlo, por todo, por tanto.


Le pido a Dios por todos mis hermanos, por mis hijos, por mis nietos que son mi todo y hoy le pido mucho y le agradezco por la presencia amada de mi hermanito del alma, le doy las gracias porque desde que cai enferma es mi hermano Gustavo quien ha estado conmigo cuidandome, acompanandome, atendiendome, le doy las gracias porque fue Gustavo quien cuido de mi madre en sus ultimos meses de vida. Soy una mujer inmensamente afortunada, tengo dos angeles viviendo conmigo en casa, dos hombres magnificos a los que la vida ha ido convirtiendo en dos diamentes que son las estrellas que iluminan mis noches.

Monday, January 5, 2015

Primer lunes del 2015 y sigo con gripe

5 de enero del 2015... Lunes y primer dia de trabajo para muchos en todas partes del planeta. Se acabaron las vacaciones y empezaron a llegar las facturas por correo por todos esos gastos que hemos hecho comprando posiblemente cosas innecesarias en el mes de Diciembre. Ya tengo una semana en cama, sin poder salir, con la gripe "rompe huesos" como la llama una amiga colombiana, con una toz convulsiva que me ahoga y me hace doler el pecho sintiendo que todo por dentro explota. Tengo ojeras, la nariz labrada, los labios como si hubiese caminado por el desierto y la boca seca pidiendo agua, mucha agua. Detesto los jarabes, pero cerrando los ojos y con cara de asco me los tomo porque necesito dormir. Estoy agotada. Me acabo de dar una ducha bien caliente y me he vestido con colores vivos porque una semana en piyamas es muy deprimente. Me he pintado los labios rojos. Gracias Max Factor. He mandado mis comentarios largos a mis amigos escritores, me han contestado. Los abrazos, los saludos, los buenos deseos, los sabios consejos son la mejor medicina, levantan a los golpeados, a los rotos, a los enfermos. Quiero dar las gracias a tantas almas afines, a mis confidentes. A los que me quieren y me aceptan con todos mis defectos y errores.
Se queda atras el 2014, se aleja de todos nosotros y nos toca pegar esos pedazos que se han quedado desperdigados, hay que recordar que es un tiempo que no ha de regresar. Que dficil es tratar de escribir buscando palabras que no llevan acentos porque no veo las horas de tener ahorrado suficiente dinero para comprarme una nueva ordenadora que tenga teclado bilingue para no cometer errores porque conozco las agudas, las llanas y las esdrujulas y me gusta la forma asi como el forndo. Falta poco para cumplir 60 por segunda vez, (o sea 61) tengo ganas de celebrar en grande con gente linda y sin contagiar a nadie.
Miami con su clima perfecto del mes de Enero, la gente se pone ropa de invierno y sudan como deportistas porque la verdad no hace frio. Que mal se visten en Miami, si quieres ver personas finas y combinadas tienes que viajar a Boston o a New York. Aqui te conviertes en un experta en imitar acentos, a mi se me pega mucho la formita de hablar de las mujeres de Medellin, el acento de las cubanas, el de las dominicanas, etc. etc. etc. Las tiendas siguen invadidas (me lo cuenta mi hermano) que hoy fue hacer compras porque se me habian acabado los limones, los tomates y todo lo que consumimos como detergente, agua, frutas. Estoy buscando fuerzas para sacar los adornos de navidad antes del viernes. Se han dado cuenta como somos robots en un mundo organizado en actividades y celebraciones mensuales? por ejemplo ya en las tiendas venden todo con corazones porque en Febrero se celebra la fecha del amor, de cupido, los enamorados, la amistad, en Marzo le toca al color verde por San Patricio, en Abriil el dia de las Secretarias, en Mayo las Madres, en Junio los Padres, en Julio el mes de la patria y mejor no sigo porque me voy como siempre por las ramas. Y todo, absolutamente todo es una forma de hacernos gastar dinero, ese dinero que cuesta tanto ganar, cuando te pagan el sueldo de Chita pero te hacen trabajar como Tarzan. No es justo. Los vivos viven de los tontos, y los tontos de su trabajo. Un mundo de mal pagados.
Vivimos en un mundo de supervivencia mas que una vivencia. Siempre me asombra como lo hacemos, como nos hemos adaptado a viivir gobernados por corruptos y tiranos. Resultado, los tiranos mantienen a una mayoría entre el deseo y la frustracion de ese deseo recortado, vigilado de manera policiaca por mensajes que empujan al consumo. Vivimos con sentimientos de culpa y frustrados, en un desconcierto y un gran vacio al ver que nuestras vidas se reducen a lo que poseemos. Siempre estamos en la imagen que tenemos de nosotros mismos pero no en lo que realmente somos. Y hoy me cuesta mucho aceptar ese juego, aceptar eso en medio de las moles de cemento de Miami, de Lima, Barcelona, Londres, la poca luz, la humedad, la vida cara, los precios que siguen subiendo, los sueldos de los 70, las rentas imposibles de pagar y el espacio reducido de las nuevas construcciones, yo no puedo vivir en una ratonera, no necesito un castillo pero no puedo respirar si no tengo un patio lleno de macetas en flor y mis amiguitas las mariposas, las luciernagas, las ranas, las ardillas, los pajaritos.
Tuve que dejar de escribir y hacer una pausa porque me vino otro ataque de toz violento. No exagero, esta es la peor gripe que recuerdo. Soledad y silencio para quien es desde siempre una mujer que necesita audiencia y a la que no le molesta la bulla. Quiero sentirme entera. Por favor gripe terminate de mudar de mi vida y dejame encontrarme con las voces de mis personas amadas.

Sunday, January 4, 2015

Un domingo de 1964

Cierro los ojos y tengo 10 años, estoy llegando con mis hermanitos a Chama a la casa de mi abuelita. Mi mama Julia nos cuida, sus ojos son puro amor.. Atravieso el garage, siempre entramos por la cocina primero, todo luce limpio y el orden es de revista, el aroma de las flores del jardín que es de concurso, entro a la sala, me conozco los cuadros de memoria, los adornos chinos todos blancos y regalos de la embajadora china que es gran amiga de mi generosa abuela, el piso es de madera y siempre brilla. Huele a cera. Flores frescas en los floreros, Es domingo, como hoy, mi abuela toma desayuno en la cama, escribe unas notas en su diario, su ropa de cama es blanca, me meto dentro de la frazada con ella y la veo tomar su cafecito con leche y sacarina, una manzana perfectamente cortada, unas granadillas. En el segundo cajon de su comoda guarda nuestras mantillas blancas y las carteritas que siempre vienen con nosotras a la Iglesia del Parque de Miraflores a la misa de 12, Siempre llegamos temprano y nos espera el mismo asiento en primera fila, Huele a incienso y a mi lado una beata anciana vestida toda de negro que casi no me mira y a la que parece molestarle mi presencia infantil. Huele a naftalina. Esa misa siempre se llena. Mi abuela escucha atentamente al sacerdote que habla de los que prefieren estar en la playa y no cumplir una vez a la semana con visitar la casa de Dios. Mis padres nunca van a misa, ellos llegan a la hora del almuerzo que empieza tarde. Los nietos (los otros nietos) llegan con sus padres, nos espera el almuerzo dominical en la cocina y yo no veo las horas de ser grande para almozar junto a mis abuelos. Llega una amiga de la familia a la que llamamos la gringa Camila, tiene el cabello blanco, acento americano, siempre trae con ella una lata que contiene una torta de mantequilla que es una delicia que es para que disfrute mi abuelito Fernando el resto de la semana. De pronto escucho esas letras que no conozco todavía, que no descifro: Et si tu n'existais pas, dis moi pourquoi j'existerais/ pour trainer dans un monde sans toi, sans espoir et sans regret/ et si tu n'existais/ des passantes ont dormie dans mes bras que je n'aimerais jamais/ et si tu n'existais pas , je ne serais qu'un point de plus...
A mi abuela le gustaba tener una nieta inteligente, en aquellos tiempos yo era la nieta favorita, es que le cantaba, le recitaba, la llenaba de besos, y le hablaba en varios idiomas. Me daba 10 Soles por cada 20 que me sacaba en la libreta, y yo me sacaba buenas notas para que se sintiera feliz y orgullosa de su nieta extranjera, el dinero no me importaba y posiblemente por eso es que nunca me faltaba. Fue mi primera canción en francés, mi primera intuición que hablaría y sentiría también en francés, siempre quise vivir en Paris, al menos tuve el mejor regalo que me hizo mi padre a los 16, un viaje a Europa con mi hermana de 15 que al recordar nos hace sentirnos tan unidas como en aquellos tiempos. .Pero esa es otra historia.
Cuando regreso a Lima voy a la Iglesia del Parque en Miraflores, El tiempo
se detiene, vuelvo a tener 10 eneros y pensar que ha pasado medio siglo y los angeles que ayer me miraban rezar al lado de mi abuela siguen en el mismo lugar.